"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

Te quiero

Te quiero

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

lunes, 6 de mayo de 2013

El pavo real



Aunque sea poco creíble, estando en un hotel de Badajoz venia a saludarnos un hermoso pavo real. Una de las mañanas le subí una tostada del desayuno y se acercó hasta que pude hacer estas fotos. Y como regalo me mostró este bello plumaje que podéis ver.
Nos comentaron que se venía del parque y que dormía en la terraza del hotel porque los huéspedes les mimaban y se había acostumbrado.





























El pavo real es conocido como pavo real de pecho azul. Pertenece a la familia de las gallineaceas y que desde tiempos antiguos destacó entre los animales admirados por el hombre a causa del extraordinario abanico policromado que constituye la cola de los machos.
Esta ave es originaria de la India. Cuando Alejandro Magno conquistó el occidente de la India antigua conoció estas aves y llevó varios ejemplares hasta la ciudad de Babilonia. Desde aquí estas aves se propagaron hasta Persia, Media y luego de estos reinos fue de donde los romanos las llevaron a Italia.

La hembra es menos vistosa. Aquí os dejo unas bellas imágenes de una pava real con sus polluelos.














23 comentarios:

  1. Desde luego que el pavo no era nada tonto. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los clientes le dan cosas y claro va de terraza en terraza. Inclusa cruza la calle volando.
      Bss

      Eliminar
  2. Te habrás quedado sin carrete en la cámara :)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja no creas, me costó tomar las fotos. Hice muchas que tuve que borrar. Solo salvé estas:-)
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Qué exquisito, mire que ir a dormir al hotel!
    Un pavo muy sociable, por cierto.

    Feliz día, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tan sociable, menudos gritos pegaba. Al principio no sabíamos de que se trataba.
      Hasta que lo descubría al otro lado de la calle mirando por una ventana:-)Y luego por la mañana debajo de la mía.
      Bisous

      Eliminar
  4. Fotogenico el colega..... ¿No andaría pavoneandose intentando ligar? Jejeje..
    Bonitas fotos
    Elperroverde..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que tenia pareja:-) Pero las hembras son más tontas. Esa se queda en el parque.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Que preciosidad de fotos.
    Que listo el pavo, sabia muy bien donde tenía que ir a dormir.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no daba crédito, cuando mi marido me dijo: Está el pavo aquí. Anda y me asomé y ahí estaba. Gracias a la tostada saqué las fotos
      Bss

      Eliminar
  6. Katy bonitas fotos y que suerte que tienes poder hacerlas y ver cosas tan bonitas como son los colores de un pavo real.
    El otro en el campo, al lado de mi parcela hay una familia que tiene una pareja y lo que me sorprendió fue el ruido que hacen tan enorme, al principio hasta me asustaron.
    Un fuerte abrazo mi querida amiga y hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto si que fue suerte. Nunca tuve uno tan cerca y verlo pavoneándose menos:-)
      Ruido dices? Menudos gritos, yo también me pregunte que era eso.
      Bss

      Eliminar
  7. Preciosas las imagenes!!!

    Por acá los hay en el Parque Salus, lugar donde mana un agua estupenda, que se exporta.

    Alli losvi por primera vezen mi niñez,claro que tambien los hay en los zoologicos.

    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues este anda por las terrazas como cualquier cliente del hotel. Se las sabe todas.
      Bss Abu

      Eliminar
  8. Es una de las aves más bellas y mejor vestidas de la naturaleza, puede que de ahí le venga el apellido monárquico. Bellas imágenes.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disfruté mucho viéndola tan cerca. Gracias por tu comentario. Me tiré un buen tiempo esperando ver el milagro.
      Bss

      Eliminar
  9. Hace poco ví uno en Aranjuez y se dejó fotografías bastante bien. Creo que como están acostumbrados a los turistas suelen caminar entre ellos sin problemas, aunque, claro, no se dejan tocar, eso ya es mucho. Después de un tiempo prudencial de acoso y derribo una familia logró, después de mucho insistir, que uno de ellos, un macho, enseñase su abanico emplumado, ante el asombro de fotógrafos y turistas.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo nunca vi uno con su plumaje en abanico, ni tampoco tan cerca. Y me encantó la experiencia. La hembra si que pasó a una distancia prudente en el Campo del Moro con sus tres polluelos. Pero aún así la seguí un tiempo prudente para hacer las fotos y no asustarles.
      Bss

      Eliminar
  10. Hola Katy: he estado una semanita en Galicia, entre muy buenos amigos, compartiendo vida. Me pongo al día enseguida con tus blogs. El pavo se pavoneaba ante tu cámara: presumido él. Hermosas fotos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Hola Katy: "Carpem diem" en mis pertenencias. Hermosa moraleja. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero que bien viven algunos:-) Me alegro que lo disfrutaras. Fue una suerte. Aún no me lo creo.
      Me alegro que te gustara la moraleja. Hace reflexionar.
      Un abrazo y voy corriendo a leerte.

      Eliminar
  12. Ojo clínico el tuyo Katy. Los pavos reales siempre han sido un regalo para los ojos.
    Un abrazo,
    ROBER

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, más que ojo cínico fue un regalo inesperado. Una maravilla verle pavonearse.
      Un saludo

      Eliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry