"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

Te quiero

Te quiero

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

martes, 5 de enero de 2010

Historia de los Reyes Magos



Se conoce a los Reyes Magos a aquellos que, guiados por una estrella, fueron de Oriente a Belén para adorar al Niño Jesús. El Evangelio de San Mateo narra la ofrenda de oro, incienso y mirra, hecha a Dios Niño, recién nacido, por tres poderosos y sabios peregrinos.
Así, la tradición popular ha ido perfilando las figuras de los tres oferentes, a quienes el evangelista llama Magos, aunque la exégesis les niega condición real. Fue San Cesáreo de Arlés quien, en el s. VI, así los clasificó extendiéndose entonces por la Cristiandad el apelativo.
De su país de origen, sólo dice San Mateo que procedían de Oriente; los testimonios más antiguos de la Iglesia de Siria y de los padres griegos afirman que procedían de Persia, donde, como es sabido, existía la casta de los magos o astrólogos. Otros hablan de Caldea, de donde surgió la astrología. También se remonta al s. V la suposición de que eran tres, aunque se ha hablado de dos, cuatro, siete y hasta doce.
Los nombres de Melchor, Gaspar y Baltasar se popularizaron en la Iglesia desde el s. IX, siguiendo el texto del venerable Beda, en su Collectánea, recogido en la tradición y que ha perdurado hasta ahora: Melchor, anciano de barba blanca, que ofreció el oro, como a rey; Gaspar, joven y rubio, rasurado, incienso, como a Dios, y Baltasar, negro y con barba, mirra, como a hombre.
Simboliza esta aquiesciencia y pleitesía la Epifanía y la Teofanía: manifestación, revelación de Dios, y a modo de primicia en la conversión de los gentiles. La estrella que con su fulgor guió a los Reyes Magos, fue luz milagrosa, no astro natural, y aunque la Epifanía se celebra por la Iglesia pocos días después de la Natividad, el 6 de enero, parece ser que entre ambos hechos medió más tiempo, acaso más de un año.
De los regalos que ofrecieron los Reyes al Niño, procede la costumbre española y, por ende, de muchos países iberoamericanos, de los obsequios a los pequeños en la fecha precitada. En otros países cumplen análoga misión en los días navideños otros personajes santos o laicos, como Santa Claus o San Nicolás de Bari, en Holanda, que, según la tradición, llega de España; y el norte de Europa adoptó la figura laica de un anciano grueso y bonachón, de cabello, barba y bigote blancos y vestido de rojo (al que los franceses, que han adoptado esta costumbre, llaman Papa Noel), cuyo símbolo es el árbol, como el belén o nacimiento lo es de los Reyes Magos.
En España es habitual que en la víspera del día de Reyes se celebre una gran cabalgata. En ella podremos disfrutar viendo estupendas carrozas (desde las cuales lanzan caramelos), romanos montando a caballo, coches antiguos tocando sus bocinas, bandas de música aporreando sus tambores, carritos llenos de golosinas y chucherías…Pero la parte más importante es la llegada de los Reyes Magos montados en sus camellos y acompañados por sus pajes. Y todo, para celebrar una noche llena de magia.
Cabalgata
Te preguntarás cómo es posible que sus Majestades los Reyes de Oriente puedan estar en tantas cabalgatas a la vez. La respuesta es muy sencilla: son grandes Magos, por lo que poseen el poder de estar en varios sitios a la vez.
Pues bien, tras la cabalgata hay que llegar pronto a casa. Los Reyes están de camino y deben comenzar cuanto antes, ya que hay muchos regalos que repartir. Así que, limpia bien tus zapatos, tómate un vaso de leche caliente y ¡a dormir!.
Si has sido bueno este año, los Reyes serán generosos. Pero recuerda que desde ahora mismo debes portarte bien; siempre hay alguien en Oriente vigilándonos y darán buena nota a sus majestades a su regreso a casa.
¡¡Feliz día de Reyes!!
Tomado de la web de http://www.yavienenlosreyes.com/pagina.htm
Y a desayunar mañana un rico Roscón

6 comentarios:

  1. Hola Katy!! Siempre me gustó la noche de Reyes. Muy buenos los datos que aportás y el último consejo lo tendré en cuenta. Habré sido buena? Pongo los zapatitos igual.
    Feliz noche de Reyes!!
    Poné los zapatitos.
    Besossssss

    ResponderEliminar
  2. Hola Gabriela el árticulo aunque ya es sabido está sacada de una Wrb conocida que cito al final. Me ha gustado y lo he subido en especial por mis nietos. Esta tarde han ido a una de las Cabalgatas.
    Un beso y pondré los zapatos, igual solo me traen carbón. Este año no he sido todo lo buena como hubiera deseado.

    ResponderEliminar
  3. El día de reyes es una día mágico que consigue que todos revivamos la ilusión de cuando erámos niños y nos despertámos temprano por las ansias de recibir esos regalos tan deseados...
    Gracias por aclararme cómo podían estar en tantos lugares a la vez, jeje... El día que tenga hijos ya sabré cómo explicárselo, jeje.
    Por mucho que digas que no has sido todo lo buena que hubieras deseado, seguro que lo has sido mucho que mejor que muchas personas... seguro que se han portado muy bien contigo!
    Muchos besos y que termines de pasar un buen día.

    ResponderEliminar
  4. Hola Katy. No sé si tus nietos ya tienen edad de leer el blog o no, pero cuando lo hagan deben estar de lo mas orgulloso.
    Es una entrada preciosa.
    Espero que se hayan portado bien contigo los Reyes.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola Gata yo revivo la ilusión de los niños con ellos porque te contagian. Me gustan mucho los crios y disfruto con ellos. Los Reyes se portan siempre bien porque con el cariño de la gente ya tengo bastante.
    Un beso y espero que se hayan portado bien contigo también

    ResponderEliminar
  6. Hola Nikkita aún mis nietos no están en esta edad. estan empezando a leer y no tiene capacidad para entender tanta información. Al mayor si suelen enseñarle algunas cosas del blog cuando me refiero a ellos y el se lo lee a los otros. Pero llegará un día en que puedan hacerlo y me hará mucha ilusión que se pasen por aquí.
    Besos

    ResponderEliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry