"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

Te quiero

Te quiero

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

domingo, 17 de julio de 2011

Caracoles


No pretendo ser graciosa, ni estos caracoles son aptos para el consumo, por eso no los posteo en mi blog de cocina. Son los caracoles de mi nieto Enrique, que me ha encargado de su cuidado durante sus vacaciones.

Hoy al ir a regar los tiestos les he llevado lechuga, les he sacado de su habitat una caja de plástico transparente,  los he mojado siguiendo las instrucciones y vueltos a guardar. Menos mal que no me encargó darles un paseo por el parque.
Su madre le dijo que les soltara ya de una vez pero se ha negado en rotundo diciendo que son sus mascotas.

Ahora he consultado algunas páginas en la web, pero no he podido seguir leyendo  porque casi son todos de uso culinario y como guisarlos. Y por ahí si que no paso. Pobrecitos.

He leído que los caracoles hibernan (normalmente desde octubre/abril hasta finales de abril/octubre) y que pueden detener su actividad en verano en condiciones de sequía, lo que se le conoce como estivación. Para mantenerse húmedos durante la hibernación, sellan la apertura de su concha con una capa seca de mucosidad llamada epifragma.

Estos deben hibernar todo el año. Hoy al menos de sequía nada, les he pasado por agua.
Algunos me habéis pedido foto y Rafa me ha dicho que cuando las hiciera que tuviera cuidado que no salieran movidas jaja.  Ya tenéis las fotos de los cuatro.

El hamster ya come de mi mano. Espero que no engorde demasiado y luego no pueda entrar en la casita, me matan. Solo faltaba tener que ponerle a régimen.  En fin esta es mi vida en estos días muy divertida.
¿Os acordáis alguno de esta canción de los años 70?

Caracol, col, col

Caracol, col, col
saca tus cuernos
y pónlos al sol.

Caracol, col, col.
Vuelve a tu casita,
que es de nochecita,
ya se ha puesto el sol.

¿A que son monos? Al final acabaré por tomarles cariño

Pues eso. Feliz semana para los que pasáis por aquí

22 comentarios:

  1. katy eso es amor jajajj, intento imaginarlo pero lo veo coplicado, y tambien pienso, hay cuatro caracoles, uno es pequenito o ¿me lo imagine?,o ¿son dos parejas? o lio. un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Jajajno me extraña Chus, creo que los ha ido cogiendo por separado en el campo. No tienen nada que ver los unos con los otros. Pero creo que no se pegarán entre ellos si son todos machos o hembras. ¿Te imaginas?
    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  3. Hola Katy!! Jajaja Para cuidar mascotas eres la mejor amiga. Y qué mascotas!! No sabía que requerían tantos cuidados. Cuando tenga que viajar te mando algunos. jajajja. Eres especialista.
    Buen fin de semana!!
    Besosssssssss

    ResponderEliminar
  4. Pues menos mal que mi suegro no anda por ahí, porque le encantan los caracoles... con tomate.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Está muy bien que te documentes, desde luego nunca había tenido en cuenta tantas cosas cuando los veo masticarse una hoja de alguna planta que cuido con esmero. Deberé poner atención y recogerlos cuidadosamente y...¿hay adoptantes de caracoles? ¿hay instituciones que los acojan en prevención del maltrato?...por saber... un beso.

    ResponderEliminar
  6. Hago lo que puedo Gabriela, la verdad es que desde que era niña que me encantaba molestrales para que se esconf¡dieran, no lo he vueltpo hacer. Pues nada si que les doy cariño. Blanquita está feliz. En cuanto me oye se asoma a ver que le doy:)
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Pues menos mal Javier, aunque con estos cuatro no tenía ni para un empaste jajaj.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Que no te oigan mis nietos que van a por ellos:)
    Es que me ha entrado curiosidad por estos bichos. A mi me gusta verlos andar es como entra en cuento de niños, pero no se me ocurrió guardarlos. Lo hice con los gusanos de seda y mira que son feos de narices devorando las hojas de morera.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. hola, katy!

    Me han traído aquí tus caracoles...nunca te acostarás sin saber algo nuevo,desconocía lo de la hibernación. Está bien que te documentes para saber cómo pueden estar mejor,yo también lo hago con todo cuando lo desconozco.

    Esos caracoles estarán encantados contigo, siempre he pensado que cualquier animal sabe distinguir el trato que otros animales les damos. No dan mucha guerra, yo diría que son la mascota perfecta.

    Por cierto! ya descubrí cómo se llama la planta de los caracoles, Katy: pondré un poema sobre ella en mi próximo post (y sobre caracoles): ricinus communis, de donde sale el aceite de ricino. Sin embargo, su semilla es muy tóxica (lo he buscado en internet).

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Unas mascotas bien insospechadas. Besos, también para Enrique.

    ResponderEliminar
  11. Hola Begoña, lata ninguna. Siempre ha sido un animalito que me ha llamado la atención de niña. De hecho tengo un par de fotos del año pasado que les hice y me tiré como una hora viendo como se desplazaban.
    Ahora estos no hacen nada pero Enrique les quiere. Que le voy a hacer:)
    Espero con impaciencia tu post. ¡Que se te habrá ocurrido!
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Hola Francisco es que somos así de originales en esta familia:)
    Se los daré. Cuando vuelva verá el post y los comentarios. Este ha sido mi intención sobre todo al subir sus animalitos. Les gustará.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Preciosos caracoles. Cuidalos bien.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Eso intento Josefina. más me vale:)
    Me alegro que te parezcan bonitos.
    Un beso y feliz semana

    ResponderEliminar
  15. Siento herir tu sensibilidad, pero a mí los caracoles ya te puedes imaginar cómo me gustan. No te lo digo para que Enrique no se lleve un berrinche. Saludos

    ResponderEliminar
  16. Qué malos pensamientos tenéis todos:)
    Después de esto si que nos los suelta:
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Y ser abuela trae sus tareas ja ja!!!!!

    Que el hamster no se te escape, cerra todo.

    Cariños

    ResponderEliminar
  18. Jajaj Abu procuro. Ahora tengo un lío para limpiar la jaula del hamster. Me han dejado todo pero no sé cómo lo voy a hacer. Creo que le meteré en un barreño o cubo. Con los caracoles no hay peligro jiji
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Feliz Dia del Amigo/a!!!!!!

    Regaremos el arbolito para que siempre esté verde!!!!!

    Cariños

    ResponderEliminar
  20. Ay sí, madame, cómo me gustaba cantar esa canción a los caracoles de pequeñita!

    Espero que no llegue usted al extremo de poner a dieta el hamster. Sería ya para darlo a gritos!

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  21. Gracias Abu, seguiremos regando:) Feliz día

    ResponderEliminar
  22. Es que la puerta de su casita dentro de la jaula es estrechita y no hace más que comer. No creo que haga falta pero como no pueda salir, habrá que llamar a los bomberos y menuda liamos jajaja.
    Es una broma Madame, pobrecito:)
    Bisous

    ResponderEliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry