"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

Te quiero

Te quiero

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

lunes, 6 de abril de 2009

Uno de estos días


Uno de estos días perderás la paciencia y les gritaras a tus hijos lo siguiente: -¡Cuándo vais a crecer y dejar de actuar como criaturas! Y la verdad es que lo harán.
Tal vez les grites: -¡Salid de casa, id afuera a jugar! ¡Procurad no lastimaros y no cerreis la puerta tan fuerte! Y ya no lo harán.
Ordenarás sus dormitorios hasta que todo este limpio y ordenado, cada cosa estará en su lugar, los juguetes sobre los estantes, los peluches sobre la cama y todas sus ropitas bien colgadas en el armario. Les llamarás y les dirás: Ahora quiero que esto se quede así. Y así se quedará.
Prepararás la cena perfecta, la ensalada llegará a la mesa en buen estado, sin que les falten las aceitunas. El pastel estará perfecto, sin marcas de deditos en el chocolate porque lo probaron en la cocina y dirás: - ¡Por fin! Esta es una comida que se podrá servir a los invitados.Y comerás sin ellos.
Cuando suene el teléfono, gritarás: -¡No levantéis el otro teléfono cuando estoy hablando! Quiero privacidad y dejad de gritar... ¿Me escuchastéis? Y nadie te contestará.
En tu casa ya no habrá manchas en el mantel de la mesa y ya no habrá un vaso con flores del jardín traídas con un besito. Ni deditos en los cristales.
Ya no tendrás que coser los agujeros de los pantalones y nunca más te romperás las uñas tratando de desatar los nudos de los cordones de sus zapatitos.
Nadie va a entrar en tu casa con lodo en las botas, y van a desaparecer todas esas gomas para atar el pelo que siempre llenaban tu baño.
¡Imagínate! Nadie usará tu barra de labios para escribir por las paredes. Ya no tendrás que buscar una niñera para ir a las fiestas de Año Nuevo.
No tendrás que asistir a las reuniones de padres en la escuela, ni asistir a esas obras donde tu hijo hace el papel de árbol. No tendrás que preocuparte por el transporte escolar, músicas que rompen tus tímpanos o viajes extras al colegio porque tu hijo olvidó su merienda en la casa.
- ¡Imagínate! En Navidad ya no recibirás más regalos hechos de palillos de helados. Se habrán terminado los besitos mojados después del desayuno por la leche que aun tienen en sus labios.
Nunca más tendrás que preocuparte por los dientes que caen y los nuevos que tienen que salir.
No escucharás las voces que siguen hablando después de haberse apagado las luces, no tendrás rodillas raspadas que besar, ni deditos sucios que limpiar.
Sólo habrá una voz diciendo: -¿Cuándo será que crezcan y dejaran de actuar como niños?
El silencio te responderá: -Ya lo hicieron...

1 comentario:

  1. La vida es así, siempre lo ha sido y siempre seguirá siendolo. Nunca disfrutamos del presente, del aquí y ahora, siempre estamos deseando que las cosas pasen pensando que entonces serémos más felices...

    ResponderEliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry