"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

Te quiero

Te quiero

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

domingo, 2 de junio de 2013

Maestra ¿Qué es el amor?


Uno de los niños de una clase de educación infantil preguntó:
-Maestra… ¿qué es el amor?
La maestra sintió que la criatura merecía una respuesta que estuviese a la altura de la pregunta inteligente que había formulado. Como ya estaban en la hora del recreo, pidió a sus alumnos que dieran una vuelta por el patio de la escuela y trajeran cosas que invitaran a amar o que despertaran en ellos ese sentimiento. Los pequeños salieron apresurados y, cuando volvieron, la maestra les dijo:
-Quiero que cada uno muestre lo que ha encontrado.
El primer alumno respondió:
-Yo traje esta flor… ¿no es bonita?


A continuación, otro alumno dijo:
- Yo traje este pichón de pajarito que encontré en un nido… ¿no es gracioso?

-Y yo encontré esta bella mariposa

Y así los chicos, uno a uno, fueron mostrando a los demás lo que habían recogido en el patio.
Cuando terminaron, la maestra advirtió que una de las niñas no había traído nada y que había permanecido en silencio mientras sus compañeros hablaban. Se sentía avergonzada por no tener nada que enseñar. La maestra se dirigió a ella:
-Muy bien, ¿y tú?, ¿no has encontrado nada que puedas amar?
La criatura, tímidamente, respondió:
- Lo siento, seño. Vi la flor y sentí su perfume, pensé en arrancarla pero preferí dejarla para que exhalase su aroma durante más tiempo. Vi también mariposas suaves, llenas de color, pero parecían tan felices que no intenté coger ninguna. Vi también al pichoncito en su nido, pero…, al subir al árbol, noté la mirada triste de su madre y preferí dejarlo allí…
Así que traigo conmigo el perfume de la flor, la libertad de las mariposas y la gratitud que observé en los ojos de la madre del pajarito. ¿Cómo puedo enseñaros lo que he traído?
La maestra le dio las gracias a la alumna y emocionada le dijo que había sido la única en advertir que lo que amamos no es un trofeo y que al amor lo llevamos en el corazón.
El amor es algo que se siente. Hay que tener sensibilidad para vivirlo.

Jorge Bucay

Otros cuentos del autor

La princesa busca marido
Tenemos tantas cosas que aprender
Para poner en práctica
Hay que buscarse un amante
El cuento de Latiff
Me gustaría ser...


Todos me han llegado via e-mail Aunque soy asidua de la revista psicología positiva  Mente Sana 
que edita Jorge Bucay. (Médico y terapeuta gestáltico)


Como sabéis me despido hasta finales de mes  pero he dejado programada las entradas  de
"Los Expendientes del Duque de Blackhouse " para  los viernes y así  no tener que  romper su continuidad.
Gracias  a todos los que pasáis por aquí. Os dejo un cálido abrazo

15 comentarios:

  1. ¡Qué tierno, Katy! Efectivamente, amar no es adueñarse del otro, sino gozar de y con su ser.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola Katy. Muy sensible el cuento. Supongo que amar es dar, ceder, compartir...con los demás. Es así de simple y así de dificil. Hasta tu regreso. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Bellìsimo.
    Amar es justamente lo que nos enseña la niña:no apropiarnos de lo que amamos...respetarlo, disfrutarlo ,darle libertad...
    Leì en algùn sitio:
    "Amar es darle al otro suficiente lugar para ser y para crecer"....
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Estupendo Bucay como siempre. Gracias por recordárnoslo. besos y feliz semana

    ResponderEliminar
  5. Precioso, querida amiga. ¿Quién no se enamora alguna vez? Es un sentimiento hermoso, no doloroso, que cambia y se transforma con el tiempo, que adquiere múltiples facetas, pero que no se puede confundir con otros de posesión y celos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Sí es cierto. Para demostrar el amor a veces hacemos mucho daño sin darnos cuenta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. ME VEO OBLIGADA A PONER LA VERIFICACIÓN DE LAS PALABRAS EN MI AUSENCIA. A DIARIO ME LLENAN EL BLOG DE BASURA (SPAM)QUE ELIMINO A DIARIO. PERO AL ESTAR DESCONECTADA ME TEMO LO PEOR. A MI VUELTA LO QUITO DE NUEVO.
    GRACIAS POR VUESTRA COMPRENSIÓN
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Muy hermoso, madame. Es curioso cómo a veces nos empeñamos en matar lo que amamos, por puro afán posesivo.

    Que disfrute de este mes de junio, desconectada de todo esto. La esperamos. Y, por supuesto, acudiremos a la cita con el duque de Blackhouse.

    Buenas noches.

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias madame por pasar y dejar su huella. Efectivamente queremos poseer y eso no es posible. La libertad e importante dejar volar solo así se vuelve
      Bisous

      Eliminar
  9. Preciosa verdad, el amor no es un trofeo. El amor se lleva dentro, pienso que no por mostrarlo más lo sientes más. Celo tanto mi intimidad que por protegerla no la expondría nunca. Pero para gustos los colores:-).

    Buena reflexión, Katy. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas toda la razón , el amor no es algo para exhibir, ni aprisionar, si amas debes respetar la vida y la libertad.
      Bss

      Eliminar
  10. Katy es una enseñanza preciosa la que has compartido en esta entrada. La había leído y ya no la recordaba. Es bueno volver a conectar con la esencia. ¡Gracias!
    ¡Feliz mes!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Rosy por pasar y dejar tu comentario. Las cosas cuando las poseemos las asfixiamos y mueren.
      Bss

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado. Da mucho que pensar sobre cómo queremos.
      Bss

      Eliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry