"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

martes, 3 de enero de 2012

Conflictos generacionales


El médico inglés Ronald Gibson comenzó una conferencia sobre conflictos generacionales citando cuatro frases:

1.-Nuestra juventud gusta del lujo y es maleducada, no hace caso a las autoridades y no tiene el mayor respeto por los mayores de edad. Nuestros hijos hoy son unos verdaderos tiranos. No se ponen de pie cuando una persona anciana entra. Responden a sus padres y son simplemente malos.

2.- Ya no tengo ninguna esperanza en el futuro de nuestro país si la juventud de hoy toma mañana el poder. Porque esta juventud es insoportable, desenfrenada y simplemente horrible.

3.- Nuestro mundo llegó a su punto crítico. Los hijos ya no escuchan a sus padres.
El fin del mundo no puede estar muy lejos.

4.- Esta juventud esta malograda hasta el fondo del corazón. Los jóvenes son malhechores y ociosos. Ellos jamás serán como la juventud de antes. La juventud de hoy no será capaz de mantener nuestra cultura.

Después de estas cuatro citas, quedó muy satisfecho con la aprobación que los asistentes a la conferencia daban a cada una de las frases dichas. Entonces Gibson reveló el origen de las frases mencionadas:

La primera frase es de Sócrates (470-399 a.C.)


La segunda frase es de Hesíodo (720 a.C.)


La tercera frase es de un sacerdote del año 2000 antes de Cristo.

La cuarta frase estaba escrita en un vaso de arcilla descubierto en las ruinas de Babilonia (actual Bagdad) y con más de 4000 años de existencia.


Luego de un breve silencio mientras miraba a los ojos a los integrantes de la audiencia y ante la perplejidad de los asistentes, el Doctor Gibson concluyó diciéndoles: "Señoras Madres y Señores Padres de familia, relájense, que la cosa siempre ha sido así".
Dio las gracias y se retiró.

9 comentarios:

  1. Hola Katy, ¡ Feliz 2012!! Conflictos generacionales ha habido siempre y los habra siempre en mayor o menor medida, dependiendo de cada casa y de cada situación.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Me encantaría que estas citas no las pronunciara un médico adulto, sino cualquiera de nuestros hijos...
    Un beso amiga.

    Salu2

    ResponderEliminar
  3. Genial.
    Algún día voy a hacer lo mismo con algunos de mis compañeros de trabajo :)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. En la vejez hay tanto conservadurismo como en la juventud atropello de las normas. La vida es un puro avance, pero llegado a cierta altura parece retroceder a sus comienzos y nos alarma lo novedoso; no a todos, pero sí a la mayoría.

    ResponderEliminar
  5. Hola de nuevo Katy:
    El jueves, varios colegas blogueros, le vamos a hacer un pequeño homenaje a Josep, a través de nuestros blogs.
    Si no estás informada y quieres participar me lo comentas en javier.albuquerque@gmail.com
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Es verdad Katy, a nosotras recuerdo que mi madre decia que no teniamos buenos modos y que eramos unas contestonas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Siempre es un consuelo saber que aunque distinto, siempre todo ha sido igual. Beso

    ResponderEliminar
  8. Hola amigos y amigas, os deseo una feliz noche de Reyes.
    Este post lo trabajamos en Escuela de Padres y es muy actual. Claro que siempre ha sido así. Pero hay personas que siempre acaban diciendo que cualquier tiempo pasado fue mejor. Y este es nuestro tiempo, el aquí y el ahora, y pretender volver a lo de antes es imposible.
    Un abrazo y gracias por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  9. Hola Katy: pues no deja de ser un alivio. Un abrazo

    ResponderEliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry