"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

Te quiero

Te quiero

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

lunes, 16 de agosto de 2010

Las cuatro estaciones


Había una vez un hombre que tenía cuatro hijos. El deseaba que sus hijos aprendieran a no juzgar y sobre todo no hacerlo a la ligera y tan de prisa.
Así que decidió enviarles a una gran aventura. Les puso como objetivo ir en búsqueda de un árbol, el cual se encontraba muy lejos y ello les supondría recorrer una gran distancia.
Cada hijo eligió una estación diferente para ir y observar el árbol que su padre les había indicado
El primer hijo se fue al invierno.
El segundo se fue a la primavera.
El tercero al verano, y el mas joven al otoño.
Asi fue como partieron en busca de aquel gran árbol. Pasó algun antes de su vuelya y a su regreso el padre los mando a llamar para preguntarles lo que habían encontrado visto y descubierto.
El primer hijo comento que el árbol era horrible, doblado y torcido y que no le había gustado nada.
El segundo hijo comento que el árbol estaba cubierto de un hermoso follaje y flores. Pero que tampoco le había parecido tan fantástico como se lo había imaginado.
El tercer hijo estuvo en total desacuerdo. Le contó a su padre que el árbol estaba lleno de brotes florales, que desprendían un aroma dulce, fresco y hermoso y que para él ese árbol era la cosa mas hermosa que jamás había visto.
El ultimo hijo escuchaba sorprendido y comentó que se encontraba en total desacuerdo con sus hermanos. Dijo que el había visto el al árbol cargado de hermosos frutos, lleno de vida y esplendor y que mereció la pena haber recorrido esa distancia.
Entonces el hombre les explico a sus cuatro hijos que todos ellos llevaban razón, porque cada unos de ellos había observado al árbol solo durante una de sus estaciones y que su vida igual que la nuestra transcurria a lo largo de las cuatro. Así mismo les explico que no deben juzgar a nadie unicamente por una acción ni por una temporada de su vida.
La esencia de las cosas y de quienes somos, así como los placeres, alegrías, y el amor que nos proporciona la vida solo puede ser medidos al final de ésta, cuando todas las etapas han trancurrido y se han consumado al final de nuestro tiempoo. Entonces reuniremos nuestras experiencias y todo lo que hayamos hecho a lo largo de ella.
Si nos damos por vencidos cuando aún es invierno, perderemos las oportunidades de la primavera, la belleza del verano, y las promesas del otoño.
No dejemos que el dolor de una temporada, destruya el gozo de las demás. Y sobre todo no juzguemos la vida por una época difícil que nos ha ya tocado
Cuando los problemas nos agobian hay que intentar superarlos y mantenernos firmes en lo posible ante esas dificultades. Poner nuestra esperanza en que mejores tiempos vendrán con plena seguridad y que vivr supone ir superando los baches, y disfrutar cuando el camino esta despejado y llano.
La Felicidad te mantiene Agradable
Los Intentos te mantienen Fuerte.
Los Sufrimientos te mantienen Humano.
Las Derrotas te mantienen Humilde.
Los Éxitos te mantienen en Crecimiento.

12 comentarios:

  1. Hola Katy:
    Encantadora historia para un mundo acostumbrado a juzgar, sin más, a todas las horas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Katy!! Bellìsimo amiga!! Es muy real y llevan a reflexiones que uno no debe olvidar.
    Feliz lunes!!
    Besosssssss

    ResponderEliminar
  3. Hola Katy:

    Muy buena y motivadora historia. Así es, no podemos ver las cosas solo de una forma sino mirarlas en su conjunto. Sólo así se disfruta de la vida y se comprende mejor.
    un beso

    ResponderEliminar
  4. Hola Javier, gracias por tu paso y tu refelexión. Siempre estamos juzgando desde que no levantamos hasta que nos acostamos, para no sacer encima ninguna conclusión.
    Un abrazo de vacaciones

    ResponderEliminar
  5. Hola Gabriela un juicio es un juicio y si es bueno por lo menos no hace daño, lo malo es que no siempre es así. Y nos pasa como al primero de los hijos, que lo vemos todo torcido y feo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Ser objetivos y tener una visión de conjunto como doces no es nada fácil. Nos solemos quedar en lo inmediato, y en lo primero que se nos ocurre dándolo por cierto, y así nos va.
    Un beso y gracias por tu trabajo de ponerte al día:) Estoy desenado ver que es lo primero que escribes.

    ResponderEliminar
  7. Pues eso es verdad. Hay que poner todo en la balanza, y sopesar las cosas en su totalidad. Demasiadas veces nos perdemos en los detalles y hacemos una montaña de un grano de arena.

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  8. Qué hermosa y aleccionadora historia amiga mía y sobre todo me encanta cómo concluye:
    "La Felicidad te mantiene Agradable
    Los Intentos te mantienen Fuerte.
    Los Sufrimientos te mantienen Humano.
    Las Derrotas te mantienen Humilde.
    Los Éxitos te mantienen en Crecimiento."
    No juzgar a nadie por un instante de vida, sino por su obra y vida en general. Gracias Katy por compartirnosla.
    UN beso amiga mía.

    ResponderEliminar
  9. Hola Orianna que alegría sentir latir tu coranzocito en mi espacio. Es una historia para profundizar y descubrir sus matices.
    Besos preciosa

    ResponderEliminar
  10. Perdón madame, saltó la página y no vi su comentario hasta después. Su comentario resume bien el mensaje del relato. Hay días que lo vemos todo negro y entonces juzgamos a la vida como algo triste que no merece la pena. Y es totalmente injusto. "Hacemos una montaña de un granito de arena"
    Bisous y buen martes

    ResponderEliminar
  11. Muy interesante la reflexión que se desprende del bonito texto.
    Anima a no desanimarse ante el árbol de nuestras cosas cotidianas al que seguro le brotarán frutos magníficos. Solo hace falta esperar y confiar.
    UN abrazo

    ResponderEliminar
  12. Eso es Candi es una reflexión ante el desánimo y de ver las cosas desde un solo ángulo: nuestros estados de ánimo. Asi perdemos la oportunidad de ver el todo.
    Besos

    ResponderEliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry