"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

Te quiero

Te quiero

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

jueves, 19 de agosto de 2010

El Cactus y la flor


El Cactus y la flor (Transcripción literal y fiel sin corrección alguna.)
Texto original de Enrique 9 años)
Era media mañana cuando Marta terminó de barrer la casa. Aún le quedaban limpiar los cristales y regar las plantas. Tardó poco con los cristales porque estaban limpios. Al salir a la terraza vio que al Cactus le había salido una flor. Era del tamaño de mi reloj. Era rosa y amarilla. En las puntas de los pétalos tenía manchas rojas, ¿pero por qué?
De pronto, una de las manchas cayó en el suelo de la terraza y se abrió un agujero. Marta resbaló con el agua de regar y se cayó por el agujero. Chocó contra el suelo duro del fondo.
Apenas distinguió dónde se encontraba: En una sala con una luz en el fondo.
Se dirigió hasta allí. Sintió sus pies mojados. Un chorro escupía litros de agua sin parar. Buscando una salida vio un túnel al otro lado de la sala. De repente un torrente de agua la arrastró hacia el interior de túnel. Fue trasportada por un tubo estrecho (casi se atasca) y deforme. Un chorro la lanzó al interior. Estaba en una plaza como la de una ciudad, pero pequeñísima. Un pie suyo la ocupaba entera. Era un pueblo pequeño como de gnomos pero estaba desierta.
Poco a poco vio asomar a los habitantes por las ventanas. Algunos salían las casas y mientras otros se quedaban dentro. Por el golpe había destruido un par de casas. Una comitiva de gnomos apareció al otro lado de la plaza. Cuatro personas transportaban unas andas en los que Marta pensó que iban los reyes del pueblo. El rey llevaba sombrero rojo y su mujer uno igual. Llevaban camiseta verde. La reina le dijo: “¿Por qué ha venido a nuestro reino sin permiso?”
Marta le explicó como llegó hasta allí. La reina le contó a Marta la historia:
“El cactus de tu terraza es el culpable de nuestra existencia. Cuando creció el tronquito apareció este país” En cuanto a las gotas de la flor, las reina le dijo a Marta que mirase hacia arriba a un tubo que se perdía en el cielo. Un antepasado de la reina consiguió salir de aquí. Pero al salir lo hizo por unos de los pinchos en vez de hacerlo por la salida del túnel. Llevaba una cuerda y una pócima. La cuerda era para que salieran los demás y la pócima para cerrar el agujero, con tal mala fortuna que cayeron gotas en la flor. Resbaló con ella y cayó del cactus donde murió por el golpe.
Marta se asustó con la historia. Dejó de escucharla y salió corriendo pies para que os quiero. Tropezó y derribó otra casa. Metió el pie en el río del pueblo y este se desbordó. Con el pie mojado resbaló y cayo de culo sobre una columna que rodeaba la plaza. Esta se partió como si fuera un palito y tiró otra columna. Fue como el dominó: Se tiraron unas a las otras de uno en uno.
La reina le dio a Marta un objeto para el cuello. Marta se lo puso, le dio las gracias. Se fue por el tubo. Al salir, el agujero se cerró y las gotas desparecieron. Entró en casa y respiró.
Otro día mientras planchaba oyó un ruido en la habitación. Fue a comprobar que era y vio que el cajón se movía. Lo abrió y la ropa del interior salió volando, cajón incluido. La silla, la mesa y la cama les siguieron. Todos los objetos salieron volando excepto el colgante. Marta pensó que el colgante era el culpable. Cogió el colgante y al mortero que pasaba volando por su cabeza y lo machacó. Los objetos empezaron a caer. Un mueble se abalanzó sobre Marta y cuando la iba a aplastar, sonó el timbre. Marta se levantó fue a abrir la puerta. Era su madre que venía de trabajar. Marta se dio cuenta de que todo había sido un sueño.

FIN

Muchas gracias Enrique.

12 comentarios:

  1. ¡Qué imaginación!

    Auguro un gran futuro como novelista al pequeño (solo en edad) Enrique...
    Un abrazo para ambos. Me ha encantado el relato.

    Salu2

    ResponderEliminar
  2. Madame, este niño es un futuro escritor O no tan futuro! Yo creo que ya lo es.
    Qué fantasía prodigiosa, qué modo de desarrollar la trama y de encontrar el final justo para la historia!
    Oiga, es que es increible. Muchisimas felicidades a Enrique por su relato!

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Hola Katy:
    Por favor, que nadie condicione la imaginación de este chaval. El futuro es suyo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Toni la primera sorprendida fui yo al leerlo. Por eso decidí subirlo. Seguro que le hará ilusión verlo publicado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Desde luego madame, yo me sorprendí también de esa imaginación pero más aún de la riqueza de vocabulario que tiene, para su edad.
    Bisous

    ResponderEliminar
  6. Eso, esperemos, que crezca en libertad. Desde luego tiene pasión por los libroos y ya ha dibujado varios TBO a su nivel claro.
    El relato me ha encantado a mi también.
    Un abrazo Javier

    ResponderEliminar
  7. Pues suscribo lo de los otros comentaristas. Imaginación, talento y como dices mucho vocabulario y buena sintaxis, Enhorabuena para enrique.
    Un beso y feliz fin de

    ResponderEliminar
  8. El talento se tiene desde la cuna. Por favor, felicita a Enrique y anímalo a seguir escribiendo: ¡¡¡TIENE MUCHO TALENTO!!!

    ResponderEliminar
  9. Le mandaré el enlace para que el mismo lo lea. Se pondrá muy contento con estos comentarios. Gracias Mª Jesús por tus palabras.
    Un beso

    agosto 20, 2010

    ResponderEliminar
  10. Hola Katy :)
    Para qué comentar más si todo esta dicho por los demas.
    Suscribo todo lo anterior y me ha llamado mucho la atención además de la imaginación, el vocabulario el uso adecuado de las palabras y de los giros.
    Enhorabuena Enrique y sigue así que pronto tendremos un buen escritor. Se nota que te gusta leer y escribir. Un beso
    Katy transmite a Enrique mis felicitaciones. Es realmente admirable.

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias por tus felicitaciones. Ya le mande el enlace para lo lea el mismo. Aunque es pequeño pero muy listo. Así que le va a emocionar todo lo que le habéis dicho.
    Besos Mari

    ResponderEliminar
  12. Bueno Fernando el verano me está afectando. Leí tu comentario y creí haberte contestado y ahora veo con estupor que se me había pasado hacerlo. Darte las gracias por tus amables palabras y desearte un buen domingo porque el sábado ya casi ha pasado :)
    Un beso, Sorry

    ResponderEliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry