"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

jueves, 25 de septiembre de 2014

Museo Sorolla II: Jardines


Al llegar a la puerta y asomar la cabeza con lo primero que topas es un gran jardín que te recuerda a los patios árabes con fuentes y aguas corriendo. A la izquierda una bella bancada de azulejos que invitan a sentarse y a contemplar la belleza que se abre ante tus ojos. (De hecho me he sentado)
A final de los mismos se abre otro jardín con un estanque y un cenador en dónde se realizan talleres y en dónde nuestro guía nos explico un poco la vida del pintor y sus gustos.
Hay abundante vegetación, pequeñas estatuas, jarrones y muchos pequeños detalles de buen gusto adornando rincones


Sorolla diseñó y dirigió la plantación de los jardines de su casa, de inspiración andaluza. El Museo conserva numerosos dibujos que recogen sus ideas para los distintos elementos que lo configuran. Está dividido en tres espacios, diferenciados por escalones y columnas.
Sorolla trazó el primer jardín inspirándose en el Jardín de Troya o del Laberinto de los Reales Alcázares de Sevilla: de él tomó el diseño de la parte inferior de la fachada de la casa, y el de la fuente central. Enriqueció este espacio con tres escudos, en el muro oeste, y un banco de azulejería trianera, además de columnas con esculturas encima. Lo plantó a finales del año 1911.
Texto original del museo




El segundo es el Jardín de la Ría del Generalife, acentúa su carácter granadino con los arrayanes traídos de la Alhambra y el pilar comprado por el pintor en Granada; pero además incorpora elementos de jardinería italiana, como el togado romano que cierra la perspectiva del fondo, y las columnas aprovechadas que lo enmarcan. Fue plantado entre los años 1915 y 1916.








El tercer jardín introduce dos elementos dispares enfrentados: una pérgola de origen italiano y una alberca sevillana, con unas figuras alegóricas -La fuente de las confidencias- de Francisco Marco Díaz Pintado. El saliente de la rotonda y la escalera de azulejería crean una planta irregular que impidió a Sorolla diseñar un jardín de tradición árabe. Fue plantado hacia 1912 o 1913 y rehecho hacia 1917, una vez concluido el segundo jardín.







Entrada al museo





Un bello patio interior
Llamado en los inventarios Patio cordobés. Es un pequeño recinto organizado en torno a una fuente central de azulejería de Triana. En sus galerías colocó Sorolla parte de su colección de cerámica sobre estantes de madera, luego transformados en los actuales de mampostería. El zócalo cerámico es de la fábrica talaverana de Ruiz de Luna (1910-1911) y los paneles de los santos cocineros y la escena de caza son de Manises (s. XVIII). En 1981 se acristalaron dos de sus galerías. Además, se exponen algunas piezas escultóricas, mobiliario popular y parte de la colección de cerámica del Museo. (Texto tomado de la Web del Museo)



10 comentarios:

  1. Hola Katy: muy interesante e instructivo. Buen ojo tenía Sorolla y acierto para delimitar espacios. Andalucía está presente metro a metro. Espléndidas fotografías. Enhorabuena por el esfuerzo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Si que hay que hacer un pequeño esfuerzo para poder moverse entre la gente:-)
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Boa noite, podem passar anos e anos por estes jardins que continuam a encantar, felizmente este está preservado.
    Excelente foto-reportagem
    AG
    http://momentosagomes-ag.blogspot.pt/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu que eres también un excelente fotógrafo sabes apreciar mejor el arte que cualquiera de nosotros.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Qué entorno tan ideal. Estoy seguro que será un lugar enormemente placentero.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. Y me imagino que en la época de Sorolla más porque estaba fuera del núcleo de la ciudad.
      Desde luego trabajo a gusto seguro.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Que bello lugar!!!!!

    Tus imagenes transportan

    Cariños y buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un lugar ideal en medio una ciudad ruidosa.
      Gracias Abu.
      Bss

      Eliminar
  5. El buen gusto impera en cada rincón del museo, madame. Un lugar muy bello.

    Feliz domingo

    Bisous

    ResponderEliminar
  6. Impresionante. Uno de los grandes pintores de todos los tiempos. Uno de los pintores de la luz, sin desmerecer a Velázquez. Un genio. Este post es para saborearlo. Quiero organizar algo relacionado con la pintura de nuestros grandes, te contactaré en privado en breve. besos.

    ResponderEliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry