"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

sábado, 2 de marzo de 2013

Discurso de José Mújica en Río de Janeiro



Discurso de Pepe Mujica (Presidente de Uruguay) en Río:

El discurso ya se está considerando histórico.
Mujica habló ante una audiencia de mandatarios que con desgano escucharon las verdades brutales que les decía, recien a días del discurso, la prensa internacional y el mundo comienzan a tener en cuenta que no fue un simple discurso el que dijo el presidente uruguayo.

Autoridades presentes de todas la latitudes y organismos, muchas gracias. Muchas gracias al pueblo de Brasil y a su Sra. presidenta, Dilma Rousseff. Muchas gracias también, a la buena fe que han manifestado todos los oradores que me precedieron.
Expresamos la íntima voluntad como gobernantes de apoyar todos los acuerdos que, esta, nuestra pobre humanidad pueda suscribir.

Sin embargo, permítasenos hacer algunas preguntas en voz alta.

Toda la tarde se ha hablado del desarrollo sustentable. De sacar las inmensas masas de la pobreza.

¿Qué es lo que aletea en nuestras cabezas? ¿El modelo de desarrollo y de consumo que queremos es el actual de las sociedades ricas?

Me hago esta pregunta: ¿qué le pasaría a este planeta si los hindúes tuvieran la misma proporción de autos por familia que tienen los alemanes? Cuánto oxígeno nos quedaría para poder respirar?

Más claro: ¿tiene el mundo los elementos materiales como para hacer posible que 7 mil u 8 mil millones de personas puedan tener el mismo grado de consumo y de despilfarro que tienen las más opulentas sociedades occidentales? ¿Será eso posible?

¿O tendremos que darnos otro tipo de discusión?

Hemos creado esta civilización en la que hoy estamos: hija del mercado, hija de la competencia y que ha deparado un progreso material portentoso y explosivo.

Pero la economía de mercado ha creado sociedades de mercado. Y nos ha deparado esta globalización, cuya mirada alcanza a todo el planeta.

¿Estamos gobernando esta globalización o ella nos gobierna a nosotros?

¿Es posible hablar de solidaridad y de que “estamos todos juntos” en una economía que basada en la competencia despiadada? ¿Hasta dónde llega nuestra fraternidad?

No digo nada de esto para negar la importancia de este evento. Por el contrario: el desafío que tenemos por delante es de una magnitud de carácter colosal y la gran crisis que tenemos no es ecológica, es política.

El hombre no gobierna hoy a las fuerzas que ha desatado, sino que las fuerzas que ha desatado gobiernan al hombre. Y a la vida.
No venimos al planeta para desarrollarnos solamente, así, en general. Venimos al planeta para ser felices. Porque la vida es corta y se nos va. Y ningún bien vale como la vida. Esto es lo elemental.

Pero la vida se me va a escapar, trabajando y trabajando para consumir un “plus” y la sociedad de consumo es el motor de esto. Porque, en definitiva, si se paraliza el consumo, se detiene la economía, y si se detiene la economía, aparece el fantasma del estancamiento para cada uno de nosotros.

Pero ese hiper consumo es el que está "agrediendo" al planeta.

Y tienen que generar ese hiper consumo, cosa de que las cosas duren poco, porque hay que vender mucho. Y una lamparita eléctrica, entonces, no puede durar más de 1000 horas encendida.
¡Pero hay lamparitas que pueden durar 100 mil horas encendidas!
Pero esas no, no se pueden hacer; porque el problema es el mercado, porque tenemos que trabajar y tenemos que sostener una civilización del “úselo y tírelo”, y así estamos en un círculo vicioso.

Estos son problemas de carácter político.
Nos están indicando que es hora de empezar a luchar por otra cultura.

No se trata de plantearnos el volver a la época del hombre de las cavernas, ni de tener un “monumento al atraso”.
Pero no podemos seguir, indefinidamente, gobernados por el mercado,
"sino que tenemos que gobernar al mercado".

Por ello digo, en mi humilde manera de pensar, que el problema que tenemos es de carácter político.
Los viejos pensadores –Epicúreo, Séneca y también los Aymaras- definían: “pobre no es el que tiene poco sino el que necesita infinitamente mucho”.
Y desea más y más.

"Esta es una clave de carácter cultural"

Entonces, voy a saludar el esfuerzo y los acuerdos que se hagan.
Y lo voy acompañar, como gobernante.
Sé que algunas cosas de las que estoy diciendo "rechinan".
Pero tenemos que darnos cuenta de que la crisis del agua y de la agresión al medio ambiente no es la causa.
La causa es el modelo de civilización que hemos montado.
Y lo que tenemos que revisar es nuestra forma de vivir.

Pertenezco a un pequeño país muy bien dotado de recursos naturales para vivir. En mi país hay poco más de 3 millones de habitantes.
Pero hay unos 13 millones de vacas, de las mejores del mundo.
Y unos 8 o 10 millones de estupendas ovejas.
Mi país es exportador de comida, de lácteos, de carne.
Es una penillanura y casi el 90% de su territorio es aprovechable.

Mis compañeros trabajadores, lucharon mucho por las 8 horas de trabajo. Y ahora están consiguiendo las 6 horas.
Pero el que tiene 6 horas, se consigue dos trabajos; por lo tanto, trabaja más que antes.
¿Por qué?
Porque tiene que pagar una cantidad de cosas: la moto, el auto, cuotas y cuotas y cuando se quiere acordar, es un viejo al que se le fue la vida.

Y uno se hace esta pregunta: ¿ese es el destino de la vida humana?
¿Solamente consumir?

Estas cosas que digo son muy elementales: el desarrollo no puede ser en contra de la felicidad.
Tiene que ser a favor de la felicidad humana; del amor a la tierra,
del cuidado a los hijos, junto a los amigos. "Y tener, sí, lo elemental"

Precisamente, porque es el tesoro más importante que tenemos.
Cuando luchamos por el medio ambiente, tenemos que recordar que el primer elemento del medio ambiente se llama "felicidad humana"

Me pararece fantástico y lo suscribo. Mi pregunta: ¿Estaríamos todos dispuestos de cambiar el chip?
Cuando veamos que no se puede sostener este tinglado tal vez.
Confío en que la generación de mis nietos (a quienes va dedicado este blog) lo tengan más claro si antes no ocurre una catástrofe.

17 comentarios:

  1. Muy interesante , lastima que el nunca trabajo.

    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Haz lo que te digo pero no lo que hago" reza un refrán aquí.
      Bss

      Eliminar
    2. desde niño el padre era cultivador de flores y el las vende y segun los que trabajan con el no hay forma de seguirle el tren

      Eliminar
    3. katy te equivocas este hombre primero hago y despues digo informate como vive toda su vida y despues opina

      Eliminar
    4. Gracias. Soy apolítica y no soy analista de nada. Traje su discurso porque me gustó y tengo una opinión positiva. Solo publico lo que me gusta. y no hay más. Contesto a lo que comentan. Y si has leído el resto de los comentarios verás que es así. ¿Por que te has enganchado en éste?
      Un saludo

      Eliminar
  2. En junio del año pasado yo también reproduje un discurso suyo, en esa ocasión era sobre la educación.
    Un gran hombre.
    Lástima que su eco esa escaso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes nunca llueve a gusto de todos.Lo que a unos nos gusta a otros disgusta.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Este hombre no es un político, es demasiado honesto para serlo, por eso su historia es pasado, porque es molesto hasta para sus correligionarios. Conocía el discurso, pero está muy bien traído para que podamos apreciar mejor la diferencia con lo que tenemos.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo leí en su día, pero no lo compartido hasta hoy. Fue muy comentado.
      Bss

      Eliminar
  4. Madame, algo raro sucede cuando ni siquiera teniendo cuatro veces más vacas que personas un país no sale adelante y hay gente que pasa hambre y no tiene auto ni moto ni cuotas que pagar. Porque no nos engañemos: no es que no nos dé para pagar el coche, no. Es que no nos da para comer. No nos da para pagarnos un techo. No nos da para lo elemental. A millones de personas ya no les da, y cada vez son más.
    De modo que fíjese que el discurso incluso me parece optimista, tal como están las cosas.

    Feliz tarde, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las cosas están mal a nivel Planetario. Estoy de acuerdo y ese es el problema. No nos podemos comer lo producido. Pero solo nos miramos el ombligo.
      Bisous

      Eliminar
  5. Don José Mújica; suscribo todo lo que usted ha publicado. Ojalá sea la semilla que siembren todos los países de la Tierra, y que los hombres sepan entender sus palabras... sabias palabras..
    A mi entender, no hay nada que ponerle ni quitarle, solo tomar su escrito como una doctrina y cumplirla, como una guía para mejorar, como una enciclopedia para aprender.......
    Un abrazo y que Dios le ponga lo que le falte, si le faltara algo.
    Isidro Jesús..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo. Es un hombre honesto. Se le puede tachar de utópico tal vez aunque yo no lo veo así. Gracias por tu comentario

      Eliminar
  6. Hola Katy: Ya lo había leído y me parece impresionante. No creo que sea posible salir de esta espiral del consumo, pero sí que pueden darse pequeños pasos en busca de otro tipo de felicidad, y quizás ya lo estamos haciendo sin darnos cuenta(la crisis tal vez). Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco lo veo claro que salgamos por iniciativa, pero a la fuerza ahorcan. Tenemos que comer y la técnica no se come y biem¡n dices que la crisis nos está abriendo un poco los ojos.
      Bss

      Eliminar
  7. Està bueno el discurso.
    El tema del consumismo es peligroso y atenta contra el planeta... que es la riqueza màs grande que tenemos.
    Pepe se caracteriza por una sencillez que me encanta...no le interesan las apariencias.
    Su mirada es noble y càlida.
    Aunque en este momento le estàn cuestionando algo relacionado con la minerìa a cielo abierto.Ojalà mantenga su postura para preservar el hàbitat...por los seres vivientes de hoy y por las futuras generaciones.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestro Planeta en los últimos tiempos está sufriendo a causa de dela evolución dela tecnología y temo que no hay vuelta atrás.
      Y estoy de acuerdo con el discurso, pero a ver quien lo aplica. No creo que estemos dispuestos a renunciar a nada.
      Bss

      Eliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry