"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

jueves, 8 de noviembre de 2012

El tamaño si importa.



El tamaño de las personas

Una persona es enorme, cuando habla de frente y vive de acuerdo con lo que dice, cuando trata con cariño y respeto, cuando mira a los ojos y sonríe con franqueza.
Pero es pequeña cuando sólo piensa en sí misma, y les hace creer a los otros que piensa en ellos; cuando es poco gentil, cuando no colabora, cuando abandona a alguien en el momento en que más lo necesita.

Una persona es gigante cuando se interesa por tu vida, cuando busca alternativas para tu crecimiento, cuando sueña junto con vos... cuando trata de entenderte aunque no piense igual que vos.
Pero es pequeña cuando se deja regir por comportamientos clichés, cuando quiere quedar bien con todos, cuando maneja a la gente que menos puede como un titiritero…

Una persona es grande cuando perdona, cuando comprende, cuando se coloca en el lugar del otro, cuando obra no sólo de acuerdo con lo que esperan de ella, sino con lo que espera de sí misma.
Pero es pequeña cuando decepciona, cuando hiere, cuando actúa con orgullo, cuando no es solidaria, cuando miente, cuando no sabe pedir perdón.

Una persona es grande cuando sabe dar, cuando no tiene miedo de recibir, cuando la caracteriza la alegría, cuando enfrenta la tristeza, cuando domina la ira.
Pero es insignificante cuando desprecia, cuando olvida los favores, cuando sólo busca su brillo, sus intereses, su bienestar. Se empequeñece aún más cuando agrede, cuando falsea su testimonio, cuando mata con maledicencia.

Una persona es grande cuando extiende su mano, cuando cierra su boca y abre su corazón… … y cuando su sensibilidad es tan grande como su tamaño...

William Shakespeare (adaptación anónima)

8 comentarios:

  1. Hola Katy:
    Buenos tiempos para demostrarnos lo grandes que somos y podemos llegar a ser.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, no lo dudes, cuesta lo mismo una cosa que otra. Solo hay que querer.
      Un abrazo y buen finde

      Eliminar
  2. ¡Bravo! El mero título me había chafado la tarde, pero ahora pienso que puedo ser casi gigantesco a tus ojos y eso ¡me alegra tanto...!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja. Pero bueno mira que eres mal pensado:-) El título es sumamente atractivo. Claro que si tu eres de los grandes.
      Bss

      Eliminar
  3. Hola Katy: aleccionador sin duda y para meditar. Sin duda es difícil ser grande, pero resulta del todo mezquino ser pequeño. Me ha gustado mucho. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas razón lo primero se refiere a la generosidad creo yo y lo segundo al nuestros egoísmos. Hay que que cultivar uno de los dos.
      Un abrazo y buen finde

      Eliminar
  4. Todos tenemos algo de ambos, es nuestra naturaleza. ¡Joder, me había pasado como a Paco! ¿Será la edad? Un saludo desde mi mejana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No está mal una vez más se puede comprobar lo que se dice que piensan los hombres independientemente de la edad:-)
      Tenemos de los dos pero está en nuestras manos inclinar la balanza hacia un lado u otro.
      Un abrazo y buen finde

      Eliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry