"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

Te quiero

Te quiero

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

viernes, 13 de agosto de 2010

Decir NO requiere un aprendizaje.


A raíz de la muerte de mi padre tuve una pequeña depresión y el médico me mandó un antidepresivo. Como me conoce desde hace muchos años, estuvimos charlando acerca de la vida. Sabía que me encantaba el deporte y que practicaba footing pero aún así me aconsejó dejarlo una temporada y me invitó a probar el Yoga.
Como soy tan activa le dije: ¿Realmente me ve sentada meditando? Me contestó que no todo era meditar que vendría bien, también se hacía ejercicio físico porque había muchos tipos de yoga. (El que practico es el Yoga Dao Inn que es de origen Chino y ni que decir tiene que me sentó estupendamente)


Después me sorprendió con esta pregunta "¿Sabes decir NO?"
Me quedé pensativa, no supe que contestar en ese momento. Creo que si respondí, pero no estoy muy segura. Me recomendó el libro : “El arte de decir no” de Hedwig Kellner.
El libro trae una serie de ejercicios y de pautas que si los razonas llegas a la conclusión por ti misma que no pasa nada por decir NO y como hacerlo.
Hice un serio análisis para descubrir lo que ya sabía y es que jamás había dicho NO cuando se trataba de un hacer un favor.
Buceando recordé las veces que de niña no dije NO para que me aceptaran porque era una forma de integrarme en una cultura que no era la mía y ser así aceptada. Esto fue el origen de lo que más tarde se convirtió en hábito de complacer y agradar aún a costa de pasarlo mal.
Asumía cuestiones y obligaciones que brotaban de sentimientos de pena y lástima, y me convencía a mi misma por razones morales que tenía que decir SI. Y el SI se convirtió en ley motiv de mi vida, porque inconscientemente mi afán era contentar a todo el mundo, tenía temor a herir a los demás y también perder su cariño.
El otro día cayó por casualidad en mis manos un artículo escrito por un monje benedictino Anselm Grün, doctor en Teología, autor de un libro llamado “Límites sanadores” dónde explicaba cómo el no saber decir no provocaba ansiedad, falta de felicidad y hasta posibles problemas de salud.
No saber decir NO así mismo obligaba a estar pendiente de las expectativas de otros y podía llegar a enfermarnos seriamente y hacernos caer en la cuenta de nuestras propias limitaciones a través del dolor.
Mucha gente demanda atención porque no es capaz de hacerse cargo de si misma y es más fácil abusar del otro. Esto crea problemas a las personas que a veces necesitan buscar apoyo psicológico por ser incapaces de expresar que " hasta aquí hemos llegado, no puedo más"
Pero… ¿En dónde pongo el límite, mi límite?
Descubrir hasta dónde puedo llegar sin pasarlo yo mal, cuales son las consecuencias de mi negación y en dónde puedo perjudicar o perjudicarme me ayudará a tener una relación más armónica con los demás.
No sentirme presionada, ni exigirme más allá de mis posibilidades, ser conciente de que no soy la guardiana ni la responsable de la felicidad de nadie, por mucho cariño o aprecio que le tengamos es indispensable.
Reservarnos un tiempo, ocuparnos de nosotros mismos no es egoísmo, es simplemente algo saludable y necesario para lograr armonía física y mental.
Es curioso escribiendo esto me he acordado de un dicho que reza así: “nadie está obligado a dar más de lo que tiene” Y eso lo he aplicado siempre a las cosas materiales.

Ahora tengo muy claro que “Nadie está obligado a hacer más de lo que puede

14 comentarios:

  1. hola Katy!!!!!!! que lindo volver por aquí y ponerse al día!!!...esto de decir no, realmente es para mi!, yo soy de las que tiene el "no" dañado, no sabes lo difícil que se me hace decir no!, y es cierto que produce ansiedad...en fín por que muchas decimos siempre si?, creo que a veces es por generosidad y en mi caso por que pienso que la otra persona cree que una le puede "salvar" en tal o cual situación y también por que es feo que te digan que "NO!"...a mi no me gusta jijiji....wow realmente difícil...
    te quiero mucho Katy y para practicar esto del "no" te digo lo siquiente: "por favor NO recojas el par de mimos que tengo para ti en el blog cositas" ...correee jajaja
    un besito!!
    =)

    ResponderEliminar
  2. Hola Katy!! Interesantísimo amiga. Soy de las personas que le cuesta mucho decir no y es verdad, creo que lo hago por la necesidad de que me quieran. Pero tienes razón, nadie está obligado a hacer más de lo que puede.
    Besosssssssssss

    ResponderEliminar
  3. Dicen que los seres más sabios son aquéllos capaces de decir :"nO" ..sin dar explicaciones".
    Tu entrada emana una profunda sabiduría.
    Aprender a decir no ... cuando es necesario ... es un aprendizaje y lleva tiempo.
    A mi me costó aprenderlo.
    Antes creía que debía decir : "si " a todo...aún relegando mis propios intereses y posibilidades.
    Ahora he entendido que puedo recurrir al no cuando así lo siento .La armonía psifísica es indispensable para estar en buena relación con uno mismo y con los seres que nos rodean .
    Y como bien dices ..." nadie está obligado a dar más de lo que tiene"
    Excelente enseñanza Katy!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Carolina, veo que tenemos el chip cambiado un poco todos. Es cuestión de educación creo yo además de carácter y circunstancias de cada uno. Pero aprender aunque sea tarde es bueno. Me siento mejor desde que lo hice. Ahorita me paso por tu lindo espacio a ver que sorpresa me deparas y no digo que NO jajaja.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Ya me lo imagino Gabriela, para las personas sensibles tendría que ser asinatura obligatoria aprender esto. Peero lo aprendes a base de dejarte la piel por los demás.
    Besos amiga y a entrenarse

    ResponderEliminar
  6. Hola Carmela me ha encantado esto de que " los seres más sabios son aquéllos capaces de decir :"NO" ..sin dar explicaciones".
    Genial, desde luego estoy lejos de la sabiduría, porque me cuesta, doy todas las explicaciones y me como el tarro. Pero todo se andará. Lo importante es tener el valor de pronunciala la palabrita, y eso lo he conseguido, así como superar lo que piensen o dejen de pensar de mi.
    Besos .

    ResponderEliminar
  7. Madame, al menos yo siempre he sido perfectamente capaz de decir que no, desde niña. Lo cual tambien me ha dado problemas: a veces era como un bicho raro y solitario. Pero echando la vista atras, no me arrepiento y creo que no me equivoqué nunca en mis negativas.

    Lo del yoga... bueno, yo ni me veo meditando ni tampoco poniendo esas posturas tan raras. Los miro y ya me da angustia, jiji.

    Feliz sabado, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  8. Suerte que ha tenido Ud. madame que no tuvo que aprenderlo!!!! Ya vino con el manual acertado. El mío me lo debieron dar cambiado:)
    Eñ Yoga que practico es menos postural y más estiramientos, con lo cual he adquirido una flexibilidad estupenda. Eso me ha permitido tirarme de todo lo tirable en Aquopilis con mis nietos.
    Bisous

    ResponderEliminar
  9. Querria saber decir !no¡ muchas veces y no siempre puedo, sobre todo a los dulces.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Hola Josefina, a esas tentaciones es casi imposible decir no. Dichosos a los que el dulce no le gusta :)
    Besos

    ResponderEliminar
  11. "Yo soy yo, tú eres tú, Yo no estoy en esta vida para satisfacer tus espectativas. Tú no estás en esta vida para satisfacer mis espectativas. Yo hago lo mio. Tú haces lo tuyo. Si nos encontramos es hermoso. Si no, no puede remediarse."
    Fritz Perls

    ResponderEliminar
  12. Hola Juana, muchas gracias por esta frase de Perls auque ya la conocía. El haber sido monitora de Escuela de Padres me facilitó aprender muchas teorias, pero no cabe duda que el camino de la vida se aprende caminando. Y cada vida tiene sus propias circunstancias, vivencias en culturas y épocas diferentes. La frase de Perls sin duda es muy buena y acertada para la convivencia en pareja, a la que has elegido al fin y al cabo.
    Pero además de la pareja hay ingentes de satélites pululando a tu alredededor desde que naces hasta que llegas a una edad como la mia.
    Muchas gracias por tu comentario que ilustra de alguna manera mi post.

    ResponderEliminar
  13. en donde consigo el libro en M{exico me lo han recomendado mucho?

    ResponderEliminar
  14. No tengo ni idea, a mi me lo regalaron ya hace tiempo. Pero con el título y el autor en cualquier librería grande tipo Fnac, Corte Ingles, Planeta lo puedes encontrar. Suerte.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry