"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

Te quiero

Te quiero

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

miércoles, 16 de junio de 2010

Hermosa inversión


Recientemente un artículo decía: Que el costo de la educacacón y crianza de un hijo desde su nacimiento, hasta la edad de 18 años era aproximadamente de 26.645.054 de euros para una familia de clase media.
Para aquellos que tenemos hijos, estos números nos llevan a fantasear sobre todo el dinero que podríamos tener ahorrado, si no fuera por los múltiples gastos que generan. Para otros, este número solo podría confirmar su decisión de seguir sin hijos.
Pero 26.645.054 de euros no es una cifra tan grande, si la desglosamos, ya que se convierte en:
10.942 euros al año
911 euros al mes
205 euros a la semana
y tan solo 30 euros al día, lo que supone un poco más de 1,20 euros por hora.
A aún así se podría aseverar que el mejor consejo financiero podría ser: “No tenga niños, si quiere ser algo más rico”

...Y nos asombra, que haya quien esté dispuesto a invertir , no sólo $ 164,140.00, sino $ 320,280.00 o más…
La pregunta es..
¿Qué obtienes a cambio e tu inversión de 26.645.054 de euros?
El derecho para designar nombres:
Más amor, del que tu corazón puede soportar, e inagotables besos de mariposa, y abrazos de oso. Risitas bajo las sábanas, todas las noches.
El asombro interminable, ante las maravillas de la naturaleza,como las piedras, los peces, las nubes y… las galletas calientes.

Señales de la existencia de Dios, todos y cada uno de los días.
Una mano para sostener,normalmente cubierta con mermelada. Un compañero para hacer burbujas,remontar barriletes, construir castillos en la arena, mojarte, y divertirte como un enano.
Alguién con quién reírse alegrementede uno mismo, sin importar lo que diga el jefe, o cómo se hayan portado las acciones durante la jornada.
Observar se enciende una y otra vez la la luz cuando ellos empiezan a poner el dedito,, aprender a sumar y a restar, repetir con ellos la tabla del 9, cómo montar en una bici sin caerse, y que Santa,no es el verdadero significado de la Navidad.
Por 26.645.054 nunca tienes que crecer:
Tienes la excusa perfecta, para seguir leyendo los cuentos de Peter Pan, ver dibujos animados en la mañana del sábado, puedes pegar arco iris, corazones y flores debajo de los imanes del frigorífico, coleccionar flores de tallarines, pintados para la Navidad, ver películas de Disney y pedirle deseos a las estrellas, impresiones de las manos en arcilla, y tarjetas con dibujos en la parte de atrás para el Día del Padre,o de la Madre.
Por 26.645.054 de euros no hay mejor inversión para tu dinero:
Puedes ser un héroe, sólo por recuperar un juguete del techo del garaje, por llevarle a caballito muy lejos, llenar la piscina inchable, sacar una astilla , por quitar las ruedas de entrenamiento de la bicicleta y por adiestrar un equipo de fútbol que nunca gana, pero siempre consigue como premio un rico helado.


Consigues una asiento VIP en primera fila para ser testigo de:
De la primera palabra, del primer paso, del primer diente que cae, de la primera oración, de la primera vez en la feria, de los primeros juegos, sus primeras notas, de la primera cita.
Consigues ser inmortal. Puedes agregar otra rama a tu árbol genealógico, y si tienes suerte, una nueva lista de activos en tu inversión, llamada “nietos”.
Obtienes una graduación con honores en:
Psicología,Nutrición,justicia,comunicaciones y sexualidad Humana, que ninguna universidad del mundo , puede igualar.
Ante los ojos de un niño, estás en el mismo escalafón que Dios, tienes todo el poder para:


Sanar un llanto, o una pataleta, espantar a los monstruos,que están debajo de la cama,remendar un corazón roto, sorprender y hacer realidad todo lo que se los ocurre
organizar y cuidar que todo salga bien en una fiesta.
(anónimo)

Y sobre todo y por encima de todo amarles sin límites, de forma tal que un día, ellos tambien amen como tú, sin tener en cuenta ese dinero gastado. Seguro que recibimos más de lo que hemos invertido a cambio.
Buena inversión !! ¿ No crees ?


Dedicado a los sufridos pero felices padres y futuros padres con todo mi cariño.

18 comentarios:

  1. La cifra me parece un poco extraña, porque por ejemplo para alguien con 2 hijos habria que multiplicarla por dos, y la mayoria de la gente no gana eso al mes. Sume a eso que los padres tambien tienen que comer, y vestir, y pagar el transporte, y la hipoteca (que no es poco), y los seguros,los recibos de la luz, del telefono, del agua, del gas, extras para regalos, para reparaciones y arreglitos, cuidado personal y un largo etc. Sume, sume. En la mayoria de los hogares, desgraciadamente, no entra ese dinero ni en sueños.

    Feliz dia, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. No me arrepiento de haber sido madre, fui la mujer mas feliz sobre la tierra cuando nacieron mis dos hijos, pero reconozco que con los tiempos que vienen y las diferencias sociales existentes, se lo piensen antes de tener un hijo.
    Yo estoy feliz con la proxima llegada de mi nieto, pero ahora los niños no vienen con un pan debajo del brazo, y ¿que hariamos con un pan?.
    Muy bonita tu entrada.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola Madame, creo que al ser estas cifras de USA, (estaban calculados en dólares y yo hice los cálculos en euros) tal vez los sueldos sean mayores que aquí. Pero de lo que si me acuerdo es de lo que decía mi padre, que me pasaría los recibos que yo le había costado en educación y dentistas. Y yo me enfadaba mucho.
    Un hijo cuesta la propia vida y el amor no se mide por cifras. Seguro que quien escribió esto lo hizo con ánimo de reflexionar en voz alta, como lo estoy haciendo yo.
    Bisous

    ResponderEliminar
  4. Hola Josefina, Si hago memoria los padres de antes teníamos otro conformar y vivíamos con muy poco. Al menos mi experiencia vital ha sido el tener que renunciar a muchas cosas (a mi trabajo, a llevar la misma ropa varias temporadas, a tener lavadora años después de casada, a salir de vacaciones, a cenar fuera de casa, a la pareja que trabajaba y hacia horas extras y a su ayuda en las tareas domésticas, a escuchar si te atrevías a pedir ayuda "no haberlos tenido"...) y como yo la mayoría de mis amigas.
    Ahora la memoria nos engaña y se suele decir que todo tiempo pasado fue mejor. Pues no, no lo fue.
    No fue ni mejor ni peor, fue distinto y el que nos tocó vivir.
    Nacida al final de la 2º guerra mundial, hija de emigrantes y apátridas, he dado gracias por haber sobrevivido y aprendí a valorarlo todo.
    Y sé que un pan es una bendición, cuando hay millones de niños que se mueren de hambre en el mundo.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me gustó tu entrada, pero nunca en mi vida pensé lo que me costaba o lo que me cuesta mi hijo.
    No tiene precio. No puedo pensar en euros, cuantos? Para nada.

    Un beso
    Flor

    ResponderEliminar
  6. Hola Flor no creo que nadie se plantee a un hijo en términos económicos. Pienso que el periodista que lo escribió lo hizo para darle un tinte original a la reflexión.
    Pero es lógico que al tener la mayoría sueldos ajustados haya que calcular el gasto que se ocasiona: tanporte, comedor, libros, colegios, uniformes, vacaciones...
    Sin hijos estos gastos no existen. Conozco parejas que dicen no querer tenerlos porque no tiene medios para sacarlos adelante.
    Cada uno es cada uno. Y si me lo planteo siguen siendo una inversión toda la vida, la mejor de mi vida desde luego.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Una entrada muy reflexiva, si nos dejamos llevar por las cifras, pero como dice Flor un hijo no tiene precio.
    Sí es cierto que algunos serían más ricos, pero quizás no más felices.
    Cada uno vemos la vida desde distintos prismas, pero un hijo siempre es una joya que nos ha tocado.

    ResponderEliminar
  8. Hola Katy, Yo me he liado co las cifras porque he entendido 26 millones de euros y no me cuadraban las cifras, pero lo importante el asunto es que independientemente del dinero invertido, los hijos dan vida. Y eso no se paga con dinero. Si los quieres tener claro.

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Hola Candi, la reflexión va de eso precisamente, de que un hijo vale más que todo el oro del mundo. Pero al estar escrito en un periódico de USA, aquí está claro que no se le ha cogido el aire:) Y todos os quedaís en los números. Y encima me equivoque al cambar dólares en euros (jajaja)
    Besos da igual, no estuve muy acertada

    ResponderEliminar
  10. Hola Fernando. Me siento muy halagada de que mis lectores ssean todos unos entendidos en matemáticas. Yo nunca lo fui. Soy de letras:) Y calculé mal como era de esperar, eran 16.000.000 más o menos de dólares. Pero lo gracioso es que todos os habéis quedado haciendo números. Hasta mi yerno me escribió que me había pasado:)
    Este no era el objetivo del artículo sniff.
    El objetivo era resaltar que los hijos no tienen valor, no se pueden comprar y menos mal que al final si que lo has visto.
    Un beso (que mal lo he hecho)

    ResponderEliminar
  11. Hola Katy:
    Nunca me lo he planteado, ahora ya son grandes, sí me paro a pensar en los recuerdos que tengo de mis hijos compensa en amor, los ratos sin poder dormir y las preocupaciones que tenemos ya son antes de que nacieran.

    Besos
    Tessa

    ResponderEliminar
  12. Hola Tessa evidentemente estas cosas no se plantean, salvo cuando surge algún artículo, una charla, comentarios que oímos, se te enciende la bombillita. Pero efectivamente yo no les cambiaría ni por todo el oro del Banco de España.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Hola Katy:
    Nos has engañado a todos. Todos hemos estado haciendo números y la verdad es que las cantidades que das no hay por dónde cogerlas. ¿Tú eras de letras, verdad?. Ja,ja,
    Un hijo no tiene precio; se puede hasta morir por él (bueno tampoco hay que ponerse trágico).
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Muy bien Rafa has resuelto este guirigay que he armado con los números. No era esto de lo que se trataba. Tendría que haber suprimido esos horrendos cálculos matemáticos. Claro que soy de letras, los números los justos. Siemre se me ha dado mál hasta con la calculadora:)
    Efectivamente los hijos no tiene precio es lo que viene a decir el articulito. Y aqui todo el mundo es Einstéin menos yo :(
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. El cariño de un hijo no tiene precio, y aunque se que en la vida todo son cifras, yo me quedo con las palabras y las emociones que dan mucho cariño, como cuando tu hijo te necesita y te dice lo mucho que te quiere, o como cuando te da un abrazo como a mí hoy mi hija que me ha dado varios abrazos, eso no tiene precio.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  16. Así es Maria, si se da la propia vida un hijo claro que no tiene precio, pero si gastos extras, eso está claro. Yo hablo con muchas parejas jóvenes y no quieren tener hijos porque dicen que no pueden mantenerlo. Yo cuando tuve a los mios tampoco tenía pero eso jamás me lo plantee, horas extras, cero vaciones, ropa la justita para que a ellos no les faltara de nada.
    Para mi desde luego todo se ma ha hecho poco y a los de mi generación creo que también.
    Besos y feliz finde

    ResponderEliminar
  17. hola katy!!!
    no sabia que saliamos tan caros jaja pero me lo imaginaba... =P
    debe ser una experiencia excepcional que por ahora... no em creo capaz de imaginar...
    pd. mis examenes van muy bien =D gracias por la buena vibra jeje
    saludos!!

    ResponderEliminar
  18. Hola Sherezada, aunque el amor no tiene precio, de aire no se vive. Así que ya sabes a portarte bien y sacar buenas notas :)
    Te mando además de mi cariño vibraciones posotivas, ya sabes,
    Besitos y feliz finde

    ResponderEliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry