"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

Te quiero

Te quiero

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

jueves, 1 de abril de 2010

La leyenda de los árboles


Había en lo alto de la montaña tres árboles jóvenes, que soñaban con frecuencia, que serían cuando fuesen mayores.
-El primero de ellos mirando a las estrellas, dijo: Yo quiero ser el cofre mas valioso del mundo, lleno de tesoros.
-El segundo mirando al río suspiró: Yo quiero ser un barco, para cruzar el océano y llevar a reyes y a reinas.
-El tercero mirando hacia el valle añadió: Yo solo quiero ser árbol. Quiero quedarme en lo alto de la montaña y crecer tanto que cuando miren hacia aquí, las personas levanten sus ojos y piensen en Dios.
Pasaron muchos años y un buen día vinieron los humanos y cortaron los árboles, que estaban tan ansiosos por hacer realidad sus sueños. Pero los leñadores, no acostumbran a escuchar ni a perder el tiempo con sueños.
El primer árbol, fue vendido y acabó transformado en un carro de animales,para transportar estiércol.
Del segundo árbol, se hizo un sencillo barco de pesca, que cargaba personas y peces todos los días.
El tercer árbol, fue troceado en tablones y apilado en un almacén municipal de suministros.
Decepcionados y tristes al verse así unos y otros se preguntaban:
Porqué esto ¿ Para que estamos aquí ¿ Se acabaron los sueños. Pero una noche , llena de luz y de estrellas, una joven mujer colocó a su bebé recién nacido, sobre el carro de animales. Y de repente el primer árbol, se dio cuenta de que llevaba sobre sí, el mayor tesoro del mundo.
El segundo árbol, acabó un día transportando a un hombre que terminó durmiendo en su seno; cuando se levanto la tempestad y quiso hundir la barca, aquel hombre se irguió y dijo: Paz.
En aquel instante, el segundo árbol comprendió, que estaba llevando al rey de cielo y tierra.
Años mas tarde, a la hora de sexta, el tercer árbol se estremeció cuando los tablones fueron unidos en forma de cruz y un hombre fue clavado en ellos. Por unos instantes se vio indigno y cruel. Pero cuando amaneció el domingo, el mundo se llenó de inmensa alegría. Y el tercer árbol comprendió, que en él habían colgado a un hombre salvación para el mundo y que al mirar el árbol de la cruz, las personas se sentirían infinitamente amadas por Dios y por su Hijo.
Aquellos árboles, habían abrigado sueños y deseos; pero la realidad había sido mil veces, mas hermosa de lo que jamás, habían podido imaginar.
( M. Mckenna)

"Si alguna vez no te dan la sonrisa esperada, sé generoso y da la tuya, porque nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa, como aquel que no sabe sonreír a los demás".

10 comentarios:

  1. Hola Katy!! Qué hermosa leyenda amiga. Sus sueños no se cumplieron pero su destino fue más grande, superò a esos sueños. Me encantó amiga.
    Es verdad el que no sabe sonreir necesita de alguien que le enseñe lo maravilloso que es.
    Besossssss

    ResponderEliminar
  2. Hola Gabriela, me gustan las leyendas porque dejan libre la imaginación...
    Pocas veces se realizan los sueños tal como los hemos concebido, algunas veces son incluso mejores
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola Katy!
    Es bonita historia, sea uno creyente o no, sobre las vueltas que da la vida.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola cata, muchas veces nos preguntamos o al menos yo lo he hecho sobre mi y sobre mis hijos sobre el destino, el futuro que depara la vida, y las cosas que deseamos no son como luego ocurre. Estas historias sirven para reflexionar. Seamos creyebtes o no.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Amiga Katy, seamos creyentes o no, ¿el que nos hayamos encontrado aquí, Gabriela, Cata, Tú, y Yo, no es acaso un acción fortuita? ¿hubo alguien en algun momento, que quisiera evitarlo?. Creo que todo está escrito en el árbol de la vida de cada uno; y que todos somos árboles y todos pensamos y aspiramos a algo; aunque despues cada uno sea otra cosa diferente a lo soñado, y que su final solo verán otros; o, (que podriamos ser nosotros mismos en otra dimensión)
    Amiga Katy, en este momento, Gabriela, Cata, Tú y Yo, hemos formado un ARBOL. Cuidemoslo.
    Un abrazo grande, que una esos cuatro troncos.
    Jecego.

    Gracias por tu regalito, lo colgaré de mi árbol.

    ResponderEliminar
  6. Hola Jesús eres mi poeta favorito porque tus comentarios son poesía pura. Que forma mnás bonita de escribir. Gracias por aceptar mi regalo que agradezco muchísimo.
    "todos somos árboles y todos pensamos y aspiramos a algo; aunque después cada uno sea otra cosa diferente a lo soñado",
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. A veces la vida nos lleva por caminos que no entendemos, que no nos parecen buenos, que nos traen sufrimientos... llámese destino o voluntad de Dios. A veces estos caminos no cumplen nuestras expectativas, e incluso son mucho peores de lo deseado, prolongándose incluso en el tiempo. Pero nunca hay que perder la fe, hay que aceptar estos caminos porque aunque en el momento seamos incapaces de entenderlo, quizás nos aporten bellas lecciones difíciles de aprender.
    Muchos besos con todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  8. Hola Gata, tus palabras encierran mucha verdad. Lo cierto es que no tienes más remedio que ir asumiendo aquello que viene a veces por sorpresa, y en otras en forma de situaciones no deseadas. Las personas que tienen la suerte de tener fe, o ser positivas les será siempre más fácil aceptar y dede allí modificar, y digo que tal vez, porque la vida te pone a veces ante situaciones muy difíciles de sobrellevar.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Como me gustan tus historias. Es cierto que aveces los sueños se acaban cumpliendo de la forma menos imaginada, y aunque no son exactamente cómo los hemos visto en nuestra cabeza, si son los mismos deseos que teníamos. El final me ha encantado, nadie puede resistirse a una sonrisa.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  10. Mi querida Nikkita los sueños tal como los hemos cocebido raras veces se cumplen pero si los deseos aunque tengan otra forma de manifestarse. Y hay que sonreír, siempre aunque nos cueste.
    Besos

    ResponderEliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry