"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

Te quiero

Te quiero

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

jueves, 19 de noviembre de 2009

Dichosos los que saben llorar


Hay diferentes motivos por los que el llanto asoma a nuestros ojos, de niños la típica rabieta, luego vienen los múltiples desengaños de la vida, el dolor, la muerte de un ser querido, soledad, tristeza, depresión...
También por alegría, cumpleaños, regalos, reencuentros, por saberse perdonado, por un abrazo, por amor... Y llanto simplemente porque si...

Desde niña se me tildó de llorona porque siempre he tenido las lágrimas a flor de piel, tanto de alegría, porque me han mirado mal, me han hablado con un tono más fuerte, por una felicitación, una llamada de teléfono, como por solidaridad, viendo un película, por algo que acontece aunque no sea cercano, por la risa...

Todo me emociona y me califican de sensible por ello. En el cole cuando aprendí las Bienaventuranzas me sentí muy identificada y convencida cielo ya ganado:

"BIENAVENTURADOS LOS QUE LLORAN, PORQUE ELLOS SERÁN CONSOLADOS.Después comprendí que no era ese el sentido que Jesús dio a esta frase. Llorar por llorar tampoco. Ahora con mis años me controlo más pero aún me dejo llevar de las emociones. Que se le va hacer.



Una lágrima es eso que humedece los ojos del mundo, y que el mundo se empeña en ocultar.
Es eso que nos tragamos tantas veces por soberbia, por orgullo, por demostrar fortaleza y queda atorada en la garganta, apretada en el corazón, y comprimiéndonos todo.Es tan profunda, que no sabemos con certeza de dónde nace, ni si podrá morir alguna vez .
A veces una lágrima cicatriza una herida, lava una pena y ablanda.
Una lágrima es un recuerdo, una angustia, una desesperación, una interrogante.
Una lágrima puede ser a veces el comienzo del perdón, la primera luz de la rectificación que hace estrechar una mano.
Una lágrima puede ser rebeldía o arrepentimiento, odio, amor, luz o sombra.
Una lágrima puede ser el sueño desvanecido que rozó nuestros párpados o el amor perdido que todavía está dulce, húmedo.
Una lágrima es a veces la gota mágica que nos hace cambiar por dentro.
Cuando tenemos que pagar nuestra cuota de dolor, la lágrima ayuda.
Cuando la derramamos en el corazón querido o en la intimidad de la amistad, la lágrima une, estrecha, junta.
La lágrima transforma, enseña, disuelve los rencores, las espinas, las malas hierbas que van creciendo en la amistad e impidiendo acercarse, abrazarse, comprenderse.
La lágrima descubre. El que ignora los motivos por los que las derramas, no te conoce.
¡DICHOSOS LOS QUE SABEN LLORAR
Ojalá todos podamos llorar y que siempre nos sirva para aliviar nuestro corazón, de desahogo si esta contrariado, y ojalá siempre lo hagamos por alegría.

(Autor desconocido)

10 comentarios:

  1. Ay Katy, que me voy quedando sin palabras para no ser repetitiva. Aunque a veces hay lágrimas "dolorosas", cuanto bien nos hacen. Yo me siento afortunada de ser capaz de llorar, porque he conocido a quien no lo era, y no me cambiaría por ellos.
    Como siempre, me voy encantada con tu entrada.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Qué reflexión más bonita... nunca me había parado a pensar en el poder de una lágrima...
    Yo soy dura a la hora de llorar, aunque sé que ayuda a sacar lo llevamos por dentro, a curar, soltar tensiones. Y aunque es curioso, muchas veces también ayuda a unir a dos personas.
    Pero lo mejor de todo, es llorar de pura alegría. Entonces te ríes y lloras, y te sientes completo y feliz.

    ResponderEliminar
  3. Estupendas reflexiones. Llorar es una forma de respirar, de coger aire de forma húmeda. Y eso siempre es bueno.
    Un abrazo y feliz finde

    ResponderEliminar
  4. Hola Katy!! Las lágrimas sin el alivio en el dolor, lo que demuestra alegría, felicidad...Están en todos los sentimientos. Es verdad, dichosos los que saben llorar.
    Besosssss

    ResponderEliminar
  5. Hola Nikkita las palabras no siempre transmiten con fidelidad aquello que queremos transmitir. Dichosos los que lloran... duele pero alivia.
    Un beso y feliz finde amiga

    ResponderEliminar
  6. Hola Gata me encanta que hayas descubieto algo nuevo, lo que son las cosas unos casi nos ahogamos en ellas, a otras personas les parece de los normal, otras lo perciben en los demás, y cada uno con lo suyo. De ahi el gran valor de compartir unos con otros porque nos abre a realidades distintas.
    Pero bien dices llorar de felicidad es hermoso.
    Un abrazo y feliz finde

    ResponderEliminar
  7. Gracias Fernando. Cuando un hombre hace un comentario a algo que durante años solo fue un atributo de las mujeres le honra.
    "Los hombres también lloran" y cuando lo hacen suelen provvocar el mismo sentimiento de ternura.
    Se respira y se liberan tensiones.
    Un abrazo e igualmente buen finde

    ResponderEliminar
  8. Hoal Gabriela me ha encantado tu observación en las lágrimas se pueden resumir todas la emociones... Que gran privilegio el dejárlas brotar espontáneamente.
    Un beso amiga y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  9. Bueno, que decir yo de este post: que soy de lágrima fácil, en lo bueno y en lo malo.

    Besos, Katy.

    ResponderEliminar
  10. Que alegría Omnimayas, cualquier día nos juntamos a llorar o de pena o de alegría.
    Besos

    ResponderEliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry