"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

Te quiero

Te quiero

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

sábado, 18 de abril de 2009

El cántaro


Cuentan que una vez un hombre envió a su joven hijo a llenar un cántaro al río, y le dijo que volviera lo antes posible. El joven obedeció y fue hacia el río mientras su padre le observaba de lejos. Entonces éste vio a su hijo poniendo el cántaro debajo de una cascada, y la fuerza del agua fue tal y la cantidad tan grande que el líquido no logró entrar al recipiente pues su cuello era demasiado delgado.
Cuando el hijo llegó con el cántaro, le mostró como el cuello del mismo había sido roto por el fuerte y constante golpear del agua. Además, este hecho provocó que el agua llegara turbia y sucia.
El padre preguntó entonces:
"¿Por qué simplemente no sumergiste el cántaro en el río? No veías que el agua de la cascada era demasiada para el cuello del cántaro?"
El hijo contestó:
Sí, pero es que quería llenarlo lo más rápido posible".

Muchas veces en nuestras vidas tratamos de "llenarnos" y consumir nuestro tiempo lo más de prisa posible de acuerdo con el mundo acelerado y convulsionado que nos ha tocado vivir. Tenemos una capacidad que nos ha sido dada y no podemos hacer las cosas como nosotros queremos ni en el momento que deseamos porque podemos hacernos daño.
Cada persona tiene su ritmo y si no lo respetamos las cosas saldran a medias medias como el agua, turbia y no cristalina...
Queremos tener todo "ya" y en ese proceso muchas veces nos lastimamos por no dejar que nuestra vida se sumerja poco a poco en la corriente calmada del río.
Dios conoce nuestras capacidades, no queramos pues hacer las cosas ya, Él desea llenar nuestro cántaro hasta el tope, pero en SU momento y según la capacidad que nos ha sida dada.

1 comentario:

  1. Piano piano, se llega lontano. No se si se escribirá asi, pero es casi casi como Visteme despacio que tengo prisa.

    ResponderEliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry