"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

martes, 25 de marzo de 2014

Zarzalejo- Haciendo el camino de Fuentelámparas (La senda de la dehesa)- Primera parte




El camino de Fuentelámparas se adentra en la geología del granito y las dehesas de pie de sierra donde pasaban la hibernada los rebaños de la montaña.

Cantera de extracción de granito

Hemos caminando durante unas cuantas horas (Unas 6 para ser exactos) por la senda de la dehesa atendiendo con interés a las explicaciones de nuestro guía Enrique. Hemos conocido muchas de las peculiaridades de este ecosistema donde reinan los fresnos y las encinas.

Fresnos

Encina

Chopos

Nos explicó el origen y la formación de estas pequeñas lagunas y su importancia para preservar todo el ecosistema que hay alrededor, no solo la ganadería sino todo tipo de animalitos.
Atendiendo las explicaciones

Laguna de Fernando
Hierba lagunera. La planta es acuática y esta dentro del agua, solo asoman las flores

Salimos muy pronto de Madrid para llegar en tren a la Estación de Zarzalejo. Tuvimos que hacer dos trasbordos, uno en Villalba y otro en el Escorial y quedamos en Zarzalejo- Estación, ya que el pueblo está en una montaña y no lo visitamos.
El pueblo de Zarzalejo se encuentra a los pies de dos montañas graníticas: la Machota Alta (1.464 m), popularmente llamada el Pico del Fraile, y la Machota Baja (1.404 m), que forman parte de las estribaciones meridionales de la Sierra de Guadarrama. Dista de Madrid 58 km.
Zarzalejo se reparte en dos núcleos: arriba, el pueblo antiguo; abajo, La Estación, que es en dónde quedamos para iniciar nuestro recorrido.

El pueblo se ve en lo alto
La Plaza con la Iglesia y el reloj funcionando a la perfección
Descubrir de la mano del que entiende y vive la naturaleza siempre es una de las más gratas experiencias . Rodearse de la belleza de los campos ante la inminente llegada de la primavera y respirar aire puro no tiene precio.

Explicaciones antes de iniciar la marcha

Os muestro algunas fotos del paisaje que nos acompañó entre las formas caprichosas de las rocas y el sendero llano. El día amenazó con lluvia pero terminó saliendo el sol y pudimos comer al aire libre. En sucesivas entradas comentaré lo que hemos ido viendo y encontrando a lo largo del camino
Las montañas llamadas Machotas






12 comentarios:

  1. Interesantísima excursión.
    Eso sí, tienes que tener los pies...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los pies genial. Siempre he sido muy deportista:-)
      Un buen calzado hace maravillas,
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Hola Katy. buena caminata, me imagino. Las fotos ilustran el recorrido. Supongo que hubo suerte con el día primaveral, aquí en Burgos está nevando, cosa poco extraña por otra parte. Me ha gustado la excursión. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos temías lo peor. Íbamos con chi¡chubasquero y preparados pero el día se arregló y pudimos comer al aire libre.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Que fotos y que paisajes más bonitos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Trini, me alegro que te hayas pasado por aquí.
      Bss

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Gracias mi niña. La naturaleza creo que siempre sorprende, generalemente para bien.
      Bss

      Eliminar
  5. No me llevas a ningún sitio, Katy. Menos mal que luego pones las imágenes y me llega el consuelo de saber cómo has disfrutado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, es que no puedo con tanto peso:-) Pero estaría encantada que hubieras venido con nosotros. Estuvo María también.
      Bss

      Eliminar
  6. Los alrededores de Madrid aún conservan lugares recónditos, inpensables tan cerca de la gran urbe.
    Esa zona que nos muestras me recuerda mucho a los Picos de Valdesangil, cerquita de Béjar, por la abundancia de roquedos y piedras erosionadas por el paso del tiempo.
    Menos mal que el día fue soleado porque la sierra madrileña es fría.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es otro paisaje y paisanaje. Estar en contacto con la naturaleza me renueva. Me gusta la gran urbe que conste por las comodidades que ofrece pero estar al aire libre es otra experiencia bien diferente. Hizo aceptablemente bueno.
      Bss

      Eliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry