"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

Te quiero

Te quiero

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

miércoles, 26 de junio de 2013

Cuando sea vieja...


Mi madre acaba de cumplir 92 años y está muy bien aún. Pero me doy cuenta que mi paciencia falla a menudo cuando hay que repetirle una y mil veces lo mismo cada día y cada momento. Y cuanta razón tiene esta carta, que con el ajetreo y la vida de prisas y el estrés que llevamos a menudo no falla esta paciencia tan necesaria para con las personas mayores. En el fondo lo que duele nos duele es verles envejecer y nos cuesta aceptar.
Creo que tengo que aprenderme esta  carta escrita por una anónimo de memoria y repetírmela una y otra vez para asumir de una vez que ella a pesar de estar bien y guapa como aparece en la foto hecha con mi móvil hace unos días, tiene 92 años.
Claro que es verdad que yo tampoco soy una niña a pesar de ser más joven que ella:-)


Querido hijo….

El día que me veas mayor y ya no sea igual que antes: Ten paciencia. Cuando comiendo me ensucie; cuando me cueste vestirme: Ten paciencia. Recuerda las horas que pasé enseñándotelo.

Si repito las mismas cosas, mil y una veces, no me interrumpas y escúchame. Cuando eras pequeño te expliqué mil y una veces el mismo cuento para dormirte.

No te molestes cuando me cueste bañarme. Recuerda las mil y una excusas que tenías cuando eras niño para no hacerlo.

Cuando en algún momento pierda el hilo de mi conversación, dame tiempo. Seguramente lo más importante no era lo que te decía sino estar contigo y que me escucharas.

Si alguna vez no quiero comer, no me fuerces. Conozco bien cuando lo necesito y cuando no.

Cuando mis piernas estén cansadas y no me dejen caminar, dame tu mano amiga. Como yo lo hice cuando tú dabas los primeros pasos.

Y cuando llegue a decirte que ya es hora de irme de esta vida, no te enfades. Algún día entenderás que esto no tiene nada que ver contigo, ni con tu amor ni con el mío. Simplemente que ya entregué todo lo que la vida esperaba de mí.
Algún día descubrirás que pese a mis errores siempre quise lo mejor para ti y que intenté preparar el camino que tú debías seguir.
No te sientas triste o enfadado o impotente por verme de esta manera. Simplemente acompáñame e intenta comprenderme como yo lo hice cuando tú empezaste a vivir. Ahora te toca acompañarme en mi difícil caminar. Ayúdame a terminar este camino con amor y paciencia. Yo te pagaré con mi sonrisa y con el inmenso amor que siempre te he tenido.

Te amo hijo.
(Anónimo)


Compartido en Facebook

20 comentarios:

  1. Supongo que te acordarás de este video.
    Creo recordar que lo vi por primera vez en tu blog (creo)
    Pues eso.

    http://www.youtube.com/watch?v=FGLYoxVqVJQ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo has visto aquí. De hecho tengo bastante artículos al respecto.
      Gracias por el enlace.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Toda la paciencia Katy, es difícil mas cuando a pesar de la edad están bien y quieren hacer sus gustos, está preciosa tu mami, la mía murió de 95 hace tres años, y aún extraño su presencia. Besos a las dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene todo nuestro cariño y nuestra atención y la cabeza perfecta tanto para arreglarse y se maneja bien. El problema lo has captado, quiere hacer lo que le place como antes y no puede ser.
      La paciencia es decirle una mil veces lo que no puede hacer y lo que debe hacer por prescripción médica
      Bebe agua, usa el bastón, tomate esta pastilla, no te des esa crema porque tienes dermatitis y en cuanto te descuidas se lo unta todo etc.
      Mil gracias
      Bss

      Eliminar
  3. Dile a tu madre que está guapísima. Un abrazo desde mi mejana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que lo está y lo sabe. Y como las mujeres de antes , nunca se ha pintado ni maquillado. Eran otros tiempos.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Hermosa Madre tienes!!!!!!!!!!!!!!

    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, ni mi hermana ni yo hemos heredado este porte que ella tiene.
      Gracias Abu. Bss.

      Eliminar
  5. ¡Dichoso el que llega a viejo, son muchos los que se quedaron en el camino! Pero se nos olvida esto que tan cierto y de perogrullo es y vemos la vejez como una lacra. Ayer me comentaba una amiga bastante mayor: mi bisnieta cada día hace una gracia; yo una desgracias.
    Que el Señor bendiga a tu madre por siempre y a ti y a María por cuidar de ella.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo, los achaques son el pago que tenemos que hacer para llegar hasta aquí. La alternativa es peor. Efectivamente llegar con la cabeza amueblada es una bendición aunque seamos más pesaditos.
      Muy buena lo dela bisabuela.
      La queremos y la cuidamos como lo hemos hecho con mi padre, pero desde siempre:-)
      Bss

      Eliminar
  6. Holaaaaa!!!
    Uffff se me encoge el corazón sobre todo cuando pienso que con tanto ir y correr de un lado para otro, no tenemos la suficiente paciencia para "perdonar" o "aceptar" esos despistes, esos quiero y no puedo, el que se sientan tratados como niños y no lo entiendan que es por su bien, porque les queremos tanto que tenemos miedo a que les pase algo y queremos prevenirlo. En fin... espero que cuando lleguemos a esa edad, si es que llegamos, hayamos aprendido de lo vivido y demos lo que hoy exigimos a nuestros mayores. Madre esta muy bien, rodeada del cariño de toda su familia, hijos, yernos, nietos, bisnietos, perritos etc. tiene miles de ojos pendientes de ella, cuenta con todos nuestros cuidados y eso nos debe tranquilizar a pesar de esa "angustia! que expresaba al principio. Un beso muy grandote por cuidar tan bien de Madre, de los hijos y de los nietos y por supuesto de la hermana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has expresado con todo lujo de detalles. Yo también lo espero. Porque aunque lo demandemos de ellos no nos sirve de nada. Al menos creo que debemos aprender la lección. Los tiempos cambian y los de su generación se quedaron a principios del siglo en el siglo pasado.
      Bss y gracias a ti. Que haría yo sin ti. Vete ensayando que yo soy mayor. jajaja

      Eliminar
  7. Hola Katy: de ésto sí sé un poco, y la verdad es que el escrito lo dice bien claro; a veces perdemos la paciencia hasta con quien nos lo dió todo. Somos humanos. Tu madre está bien guapa, se ve en su cara que siente el cariño de quienes la queréis. Me ha hecho bien recordar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaría llegar a esa edad en sus condiciones. Ayer mismo estuvo pasando la tarde en a piscina con su nieta y biznietos. Otra cosa es que a veces no perciban ese cariño y su comportamiento sea de cría pequeña y nos hace repetir,¡le mil veces lo mismo. Pero bien dices que no somos perfectos. Me alegro de tus recuerdos.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Esa es para enmarcar, y siempre recuerda ekka paso por tus años, tu por los d ella no,recuerda tambien que tu estas en esta vida por ella, por ultimo ¿como quieras que te trararan a ti, si ti llegaras a su edad? besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo recordamos ya, y me encantaría que me trataran cono nosotras y su familia entrea la tratamos a ella. Pero no creo que yo tenga esta suerte.El mundo ha cambiado demasiado.
      Bss

      Eliminar
  9. Muy bella tu mamá!
    Luxcolor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Luxcolor. Si que lo es y lo ha sido siempre.
      Bss

      Eliminar
  10. Katy y María: Enhorabuena por cuidar, disfrutar, estar y sentir lo que haceis con vuestra madre. Es un honor para ella tener unas hijas como vosotras, tan entregadas a su cuidado.
    La falta de paciencia, a veces es normal. Pero el cariño lo suple todo.
    Besos y abrazos y a disfrutar el tiempo que Dios le dé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Candi hoy le he enseñado los comentarios y le dije que la podían ver hasta en China y se puso muy contenta jajaja.
      Mi falta de paciencia siempre es motivada por la repetición de cosas que atentan contra su bienestar. Nunca por ptros motivos. Y me acelero., Hoy casi nos caemos las dos porque no entiende que no puede ir a su bola.
      Por lo demás si que disfrutamos de ella y ella de nosotros.
      Bss

      Eliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry