"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

viernes, 26 de abril de 2013

Saber decidir



"Recuerdo que un invierno mi padre necesitaba leña, así que buscó un árbol muerto y lo cortó. Pero luego, en la primavera, vio, desolado, que al tronco marchito de ese árbol le salieron brotes nuevos.
Mi padre dijo:
."Estaba seguro de que ese árbol estaba muerto. Había perdido todas las hojas en el invierno. Hacía tanto frío, que las ramas se quebraban y caían como si no le quedara al viejo tronco ni una pizca de vida. Pero ahora advierto que aún alentaba la vida en aquel tronco".
Y volviéndose hacia mí, me aconsejó:
-"Nunca olvides esta importante lección. Jamás cortes un árbol en invierno. Jamás tomes una decisión negativa en tiempo adverso. Nunca tomes las más importantes decisiones cuando estés en tu peor estado de ánimo.
¡Espera!. Sé paciente. La tormenta pasará. Y recuerda que la Primavera volverá".
(Autor desconocido)




Saber decidir en cada momento sin tensiones, pausadamente y en el momento oportuno nos evitaría muchos disgustos.

13 comentarios:

  1. Estoy un poco alejada por motivos personales. Así que si no os visito o si me veis menos ese es el motivo. Cuando las cosas vuelvan a la normalidad os visitaré a todos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con el espíritu de aquello que quiso transmitirte tu padre: nunca se deben tomar las decisiones en caliente, por eso la justicia deja de serlo y se modifica al calor de los acontecimientos y no con la mesura de la meditación. Pero en el caso de los árboles, como en muchas de las facetas de nuestra vida, es el invierno, el adormecimiento, el propicio para la poda, no la tala, así se renuevan los tallos y salimos fortalecidos de lo que nos parecía ocaso y muerte.

    Besos, Katy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una cosa es la poda y otra la tala:-)
      Bss

      Eliminar
  3. Un buen consejo que suelo trasladar a mis hijos.
    Las cosas se ven diferente cuando se da una oportunidad a la reflexión pausada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que hace falta. Reflexionar. Tomamos las decisiones demasiado a la ligera.
      Un abrazo y feliz semana

      Eliminar
  4. Así es, madame. Igualmente no se puede decidir llevados por la euforia, porque eso produce tremendos errores de cálculo.

    Feliz fin de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los extremos se tocan como bien señala. La euforia también es un enemigo a tener en cuenta.
      Bisous y feliz semana.

      Eliminar
  5. Una muy buena lección que apoyo.
    Este año he dejado tres geranios de la temporada pasada sin cortar aunque estaban secos y para mi asombro han rebrotado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces sucede y la naturaleza es sabia. Me alegro por tus geranios.
      Bss

      Eliminar
  6. Las podas hay que hacerlas en invierno. Quizá el árbol cobró nueva vida por esa tala posiblemente muy oportuna. Un saludo desde mi mejana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te digo lo de francisco una cosa es la tala y la poda. Creo que talar el árbol creyéndolo muerto no fue nada oportuno.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Hola Katy: en tu anterior post te decía que me gustaban más las fotografías de los árboles que los propios poemas de por sí bellos. En este me inclino más por la belleza del pensamiento (pero por favor no me hables de podas que este año me tienen el brazo como un merengue). uN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja es que no se puede abusar de maltratar a los árboles. He visto talar tantos que me duele el alma no los brazos.
      Feliz semana

      Eliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry