"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

Te quiero

Te quiero

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

sábado, 9 de abril de 2011

Pesadilla



Se acostó al fin, cansada del ajetreo de todo el día, estaba tensa y necesitaba más que nunca dormir.
La casa estaba en silencio y tanto silencio no la dejaba conciliar el sueño. Intentaba aguzar el oído para captar algún sonido familiar que le permitiese relajarse y dormir.
Uno de los niños respiraba suavemente a su lado. Para no despertar al ocupa María decidió que la mejor opción era cambiarse de cama
No sabía a ciencia cierta cuanto tiempo duró la duermevela, ni si estaba dormida, soñando o despierta. Miro la colchoneta en donde dormía Alberto, y descubrió asustada que esta estaba vacía. El niño había desaparecido. Se angustió sobremanera cuando vio la puerta de la calle abierta y al niño caminado descalzo y solo con el pijama por la oscura calle, en una noche tan fría. Se dirigía con la mirada perdida en dirección a la casa de sus padres y ella contemplaba la escena paralizada, sin poder moverse para ir en su busca. Podrían raptarle, podía perderse, intentó llamarle pero no le salía voz alguna de la garganta.
¿Que le diría a sus padres? Estaba aterrada, Alberto había desaparecido.
El niño llegó a su casa por fin. María estaba esperándole. Abrió sus brazos cuando Alberto llegó y la besó: “Mamá te estaba buscando, quería estar contigo”
María se despertó con alegría abrazada a la almohada. Alberto cariño... pero el niño no estaba a su lado.
Corrió a buscarle angustiada y aliviada descubrió que Alberto estaba plácidamente durmiendo junto a su hermano en la otra habitación.

(Katy 2010)

24 comentarios:

  1. Nuestros niños, cuanto sufrimos por ellos.
    Un abrazo Katy y que tengas una placida y buena noche.

    ResponderEliminar
  2. ¡Ah! por cierto me gusto, un bonito relato.

    ResponderEliminar
  3. UYYYYYYYYYY LOS NIÑOS MI HIJA DE PEQUEÑITA TENGO DE INFARTO. BESOS

    ResponderEliminar
  4. Una pesadilla con final feliz.
    Cómo nos angustiamos con los hijos y cómo nos gustaría protegerlos de todos los males.
    Un relato muy bien contado.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Gracias Mari C, a veces hago algún alarde:) jajaja. Ya sabes este blog se lo tengo dedicado a los nietos. Y por eso mis relatos son sencillitos.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Jajaj Chus, ha sido solo una pesadilla de una madre preocupada.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Buenas Noches Candi, seguramente el tal Albertito se perdía o se despitaba con frecuencia. Esto quedo reflejado en el sueño de la madre.
    Pero no deja de ser un cuento:)
    Besos Candi

    ResponderEliminar
  8. Lo bueno, lo entrañable, lo importante esta en lo sencillo Katy. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Katy:
    Cultivas poco los relatos cortos y se te da muy bien.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Las pesadillas son muy crueles a veces, y más cuando se relacionan con hijos o nietos. Yo sueño muy a menudo que uno de mis nietos desaparece, que lo pierdo así, en un segundo, un girar la mirada al otro lado y ¡zas! desparece y corro a buscarlo desesperadamente.Siempre termino encontrandole pero ese mal rato que paso soñandolo me dura luego todo el dia.
    Precioso relato y muy bien escrito, felicidades.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Uff, menos mal que la pesadilla tuvo un final feliz.
    Hace tiempo que no tengo pesadillas, pero cuando las tengo, me despierto sobresaltada en el momento que me caígo, pierdo al niño o me matan.
    katy, otro día escribe un sueño feliz.
    Un beso y feliz domingo !!

    ResponderEliminar
  12. Hola Javier, muchas gracias. Antes escribía más, cuando lo hacía en papel, pero tengo poco tiempo y además tengo un poco de pudor:) ¡Soy bastante vergonzosa! aunque no lo parezca.
    Un abrazo y feliz domingo

    ResponderEliminar
  13. Hola Nerim,gracias por los ánimos. Esta idea surgió como lo digo porque la madre de este niño le perdia en cuanto le quirtaba los ojos de encima. Si que se tiene angustia cuando te dejan al cargo de un nieto. No vives por la preocupación.
    Besos y buen domingo

    ResponderEliminar
  14. Jajaj Contrapunto, intentaré que mi relato verse sobre sueños felices:) Lo que ocurre es que si es feliz tiene menos gracia:)
    Besos y buen domingo

    ResponderEliminar
  15. Menos mal, madame, que a veces los sueños tienen final feliz y un despertar aún mejor. Ojala las pesadillas permanecieran siempre alejadas.

    Feliz tarde de domingo

    Bisous

    ResponderEliminar
  16. Madame, las peores pesadillas ocurren despiertos. Porque dormidos cuando te despiertas es tal el alivio que se torna en felicidad.
    Bisous, buena tarde

    ResponderEliminar
  17. Hola KAty:

    Pues coincido con Javier, te debías prodigar más en esto de los relatos cortos.
    Un beso y feliz semana

    ResponderEliminar
  18. Buena vuelta de rosca con este relato que nos envuelve asustados y con final alegre. Esas cosas pasan, medio sueño medio realidad...la noche y la oscuridad engañan los sentidos. Beso

    ResponderEliminar
  19. Gracias Fernando, viniendo de ti es un halago:) Ahora ando escribiendo un cuento para el cole de uno de mis nietos, a ver que sale.
    Un beso y buena semana

    ResponderEliminar
  20. Cierto Tere, la noche a veces resulta muy oscura y la habitación se llena de fantasmas:)
    Un beso y buena semana

    ResponderEliminar
  21. Hola Katy:
    ¡Buf, qué susto! Me ha angustiado y encantado al mismo tiempo. Escribe más como éste. Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Hola Rafa muchas gracias por tu gesto. Ya se que me queda mucho por aprender de tí. pero agradazco el cumplido:)
    Lo intentaré jajaja
    Un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  23. Hola, Katy.

    Bonita historia...los sueños, a veces, son muy traicioneros, tan reales que aún despiertos nos resultan como si realmente hubiesen sucedido, y así ha sido en nuestra mente. El final de la historia así lo transmite. Me ha encantado.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que sorpresa Begoña, ya has visto que no es de ahora, porque apenas tengo tiempo de respirar. A tope estoy. Pero apareció en el último post y decidí twitearlo.
      El que te haya gustado me levanta la moral, porque para hacerlo como tu hay que hacer un master en Cambridge por lo menos:-)
      Bss

      Eliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry