"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

Te quiero

Te quiero

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

lunes, 14 de febrero de 2011

Qué estress


Ha sido ésta una semana con su correspondiente finde un poco movidita.
“Tengo que decir que vaya semanita” He estado al plato y a la tajada.
Cuando me preguntaban si podía, he tenido coger mi agenda que echaba humo para encajar y cuadrar algo lo nuevo, parecía un alto ejecutivo que se había quedado sin secretaria.
Que si una conferencia, que si la peluquería, que si te puedes quedar con los niños, que vamos a una cena, que madre demanda más atención, que se sale el agua de los radiadores y hay que llamar al técnico, que hay que escribir unas cartas, que tengo que ir a la compra, que hemos quedado con unos amigos, que la clase de inglés a los chicos, que hoy toca a recogerlos del Cole, que les hemos prometido a ir a ver la peli, que se me olvidan los bocatas para el partido, que se ha estropeado el ordenador, que no llego a yoga, y para que no falte de nada un funeral a última hora de alguién querido.
El colmo de los colmos fue que al intentar ponerme unos zapatos de color me hacían un daño horrible,intenté cambiármelos por otros y a estos se les rompió el pasador. Corre que te corre a cambiarme de ropa porque los negros no pegaban ni con cola.
Y entonces una vez sentada en el coche entre risas me pregunté: Qué ¿“Pasitos Cortos”? pues para nada, mucho mejor “Tocando otros palillos” porque creo que me quedaron pocos sin tocar.
Se me olvidaba de paso tuve un par de tomas de tensión porque según la enfermera me había subido, y resultó ser una falsa alarma, ¡la tengo perfecta!
Por fin llegó el lunes, que tranquilidad, hemos disfrutado de una comida relajada para dos.
Desde hace bastante que no planifico demasiado porque para des-planificar no pierdo el tiempo. Pero hay momentos en los que se junta todo. Es como cuando en todo el día no suena el teléfono y justo cuando vas a salir tienes tres o cuatro llamadas seguidas.
Eso sí me ha dado tiempo a hacer una foto a la pasarela casi terminada con el móvil de camino al metro, que aprovecho para lucir en el blog. Algo es algo, ya no es mi cámara y yo si no mi móvil y yo…
Feliz semana para todos
¿A vosotros nunca se os amontonan las cosas?

26 comentarios:

  1. ¡Uf! A mí desde que me jubilé. Es verdad, hay días que... Si se pudieran rebobinar...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola Katy :)
    Creo que tu tensión no sube y esta perfecta porque no tienes tiempo para nada, ni siquiera para que te suba la tensión. Constato todos los día que no paras ni un segundo, creo que te vendría bien relajarte y tomarte unas buenas vacaciones olvidándote de todo. Pero que le vamos a hacer, así es nuestra vida, movidita.
    Un beso enorme y respira hondo.

    ResponderEliminar
  3. jajaj Felipe si se pudiera rebovinar... mejor no que luego hay que repetir.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola María que te voy a contar yo. Esta semana estuvo a tope, encima me llamó la dentista que que si me daba cita, para citas estaba yo. Y el sabado estuve enseñando a cocinar,y más extrass que me dejo en el tintero. Esta semana es más relajada, hay menos palillos que tocar;)
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Sí, es que hay días que si tuvieran 48 horas tampoco sería suficientes.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. muy gráfico tu relato, si, así hay días que si me apuras son mejores que la quietud total o la inactividad de personas sin familia. Beso

    ResponderEliminar
  7. Y hay días que pareces que vas al "ralentí", que no te cunde nada y se te van amontonando las cosas. Uf....
    Un abrazo y ahora me toca correr que llego tarde al gimnasio

    ResponderEliminar
  8. Que verdad hay en tus palabras Ana. Siempre corriendo. A veces el problema está en querer abarcar muchas cosas, y en otras en que los aconteceres diarios nos desbordan...
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Uf Katy, qué agobio. A veces es complicado planificar porque aparecen imprevistos que no estaban en nuestra cabeza. Esos son los más difíciles , a priroi, de gestionar, pero si relativizamos siempre tendremso menos estress.

    Un beso y feliz martes.

    ResponderEliminar
  10. Si ha sido algo agobiante por los imprevistos (y no lo he recogido todo). Esta semana la cosa va normal. Ya tengo la agenda cogida hasta Junio jajaja.
    Y lo mejor es que me preguntan los hijos ¿Que tienes para ese fin de semana? Me la pido:)
    Desde luego esto te hace sentir más que viva y tiene su parte emocionante
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Sí, madame, a mí siempre me pasa. Suena el telefono mientras me estoy vistiendo, intento contestar mientras sigo haciéndolo pero el timbre de la puerta me complica las cosas... Un horror.
    Y encima llevo una temporada de autentico estres, hasta que mi aparato digestivo finalmente hizo crack anoche. Yo apostaba por mis nervios para romperse primero, pero mire, no.

    Feliz día, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  12. Bueno Madame, nadie es perfecto. A veces sucede que se nos cae todo encima y queremos seguir braceando y luego nos viene el bajón de golpe. A cuidarse que el estómago es una zona delicada. Como dice mi hermana, a respirar hondo
    Bisous

    ResponderEliminar
  13. Hola Teresa, te suelo saltar porque no tiene avatar. Y la letra aquí se ve clarita. Menos mal que repaso siempre y me doy cuenta si me he saltado algún comentario.
    La inactividad es un horror, pero unas cuantas semanitas así y acaban conmigo:)
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Hola Katy:
    Pues si así ha sido el fin de semana me puedo imaginar cómo serán algunos días de diario. Está claro que no te aburres porque sólo leyéndote me ha entrado el agobio. El fin de semana que viene, de viernes a domingo, tengo que pasear a un grupo de 60 personas por Barcelona y estoy agotado sólo de pensarlo.
    Un abrazo y que no decaiga.

    ResponderEliminar
  15. Gracias Joseph hay veces que si uno pudiese se saltaba el calendario. Me encanta la actividad pero dosificada un poco, lo que angustia es no estar a la altura y la culpa es del temperamento que no te deja:)
    Que tengas suerte con los 60, éxito seguro pero algo de ti se quedará en el empeño.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Te digo y os digo tranquilidad, a mi me faltaban horas en el dia, ahora todas son todas mias no corras demasiado

    ResponderEliminar
  17. Ya Chus es que no corro, pero a veces los acontecimientos te pueden. No puedes dejar a todo empantanados cuando te has responsabilizado. Son momentos puntuales. Es como si todo se confabulara contra ti.
    Si fuera así todos los días me habría muerto:)
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Si todo amontonado Javier. A veces ocurre. Te llaman todo los amigos para quedar en el mismo día, se te juntan las visitas al médico, si tienes un reunión fijo que te invitan a dos más...
    Ya sabes, la ley de Murphy...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Mira Katy yo tuve una época que estaba como una moto, los niños, el trabajo. los extra escolares, la asociación, las reuniones, quedar con amigos, salidas y entradas. Mi agenda, como tu dices, me echaba humo. Pero hija miá, ¡Llego el descanso! Me jubilé, los hijos ya cada uno en su casa y compromisos ¡Los justos! Eso si, desde que entré en este mundillo bloguero , debo de confesar que estoy enganchada. Un fuerte abrazo querida amiga.

    ResponderEliminar
  20. jajaja, hay épocas, momentos, días. Como se dice "Un tiempo para todo" Pero hay veces que as cosas se complican y todo sale alrevés, y no tienes otra que apechugar. Y mi carácter es de tenerlo todo bajo control porque detesto improvisar, me supera. Y eso es lo que tuve hacer la semana pasada y como dicen los jóvenes: ¡A lo bestia!
    Normalmente la cosa es más relajada. Si no no tendría sentido este post:)
    Un beso
    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Hola Katy:
    ¡Vaya cansancio me has provocado!, y es que tu narración daba motivos para leerla a toda velocidad, no sé si te has dado cuenta.
    Relatas la vida misma, tal y como nos la fabricamos en occidente. Me ha encantado. Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Jajajaj Rafa, me encanta que me lo digas porque así lo he vivido. Hubo momentos en los que me subía por las paredes:) es que no salia de una me tocaba otra.
    Yo soy muy vital eso es cierto pero cuadriculada. Todo tiene que encajar, y se me desbarató el rompecabezas en vez de encajar las piezas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Bueno ya paso como se suele decir, después de la tempestad viene la calma y supongo que esta semana no habrás tenido muchos improvistos.
    Queremos acudir a todo, echar una mano cuando haga falta y sentirnos útil, mientras se pueda es lo mejor, pero hay que dosificar un poco la entrega, no estamos para tanto stress.
    Buenas noches y un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Efectivamente, esta semana ha tenido su propio afán. Como siempre sin que se me viniera la casa encima. Con sus más y menos pero llevadero) Porque mi carácter tampoco me dejarí "hibernar" Soy muy activa pero denteo de unos límites. Como bien dices, ya no estamos para tantos trotes:)
    Un beso Luisa y buen finde

    ResponderEliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry