"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

Te quiero

Te quiero

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

lunes, 13 de julio de 2009

Susurros de Dios


UN HOMBRE SUSURRO: “DIOS HABLAME”
Y entonces cantó un pajarito. Pero el hombre no escucho
Entonces el hombre gritó: "Dios, háblame", y entonces se oyeron truenos a través de un colchón de nubes. Pero de nuevo el hombre no escuchó
El hombre miró a su alrededor y dijo: "Dios, déjame verte" Y una estrella brilló en el firmamento como nunca había brillado. Pero el hombre no miró al cielo y no la vio...
Entonces el hombre indignado fuertemente gritó: "Dios, déjame ver un milagro" ¡Y nació su hijo! Pero el hombre no se dio cuenta de la nueva e irrepetible vida que comenzaba...
Desesperado nuevamente elevó su voz: "Dios, tócame, déjame sentirte" En ese momento, Dios bajó del cielo y tocó al hombre en su mejilla suavemente. Pero el hombre quitó la linda mariposa de su mejilla y siguió su camino.
Dios siempre está a nuestro lado, en todo, en lo grande y lo sencillo, al igual que en cosas a las que no le prestamos mucha atención. Inclusive en nuestra era electrónica.
Por eso el hombre, cuando llorando gritó: "Dios, necesito tu ayuda", en ese momento le llegó un mensaje de correo electrónico con buenas noticias, dándole aliento, y con la oración y el abrazo de alguien que le quería. Pero el hombre no lo vio... El siguió trabajando y lo borró sin leerlo.
Para el que lo busca Dios está tanto en lo grande como en lo pequeños. No pierdas de vista los detalles solo porque la envoltura no es la que tú esperas. Él nos habla a través de cosas sencillas y las menos esperadas.

1 comentario:

  1. Estamos tan inmersos en nuestro mundo, tan obsecados con lo que queremos que no nos damos cuenta todas las muestras y señales que nos llegan. El árbol no nos deja ver el bosque.

    ResponderEliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry