"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

Te quiero

Te quiero

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

sábado, 17 de noviembre de 2012

"Robo en casa del botánico" Capítulo III

CAPÍTULO 3 ,  EN EL QUE HAGO UN VIAJE POR LAS ALCANTARILLAS Y VOY A PARAR A LA MANSIÓN

¡Prometo que se acordará! – dije enfurecido, observando como el camión grúa se llevaba mi coche -. De repente me fijé bien en el callejón en el que me encontraba. Había en él algo muy extraño que lo hacía diferente a los demás.

Ya sé por dónde se ha escapado - pensé -.

¿SABRÍAS DECIR POR DONDE SE HABÍA ESCAPADO EL DESCONOCIDO?


Está clarísimo - me dije mirando las huellas con manchitas de sangre, que llegaban hasta un mueble destrozado sobre el que colgaba una cuerda desde una ventana.- Me acerqué a aquella cuerda. En efecto, la cuerda tenía manchitas de sangre, seguramente del golpe que aquel tipo se había dado con el maletero.

El individuo subió por ahí – deduje -, se encaramó por la reja y se coló por ese hueco abierto. Me acerqué y agarré la cuerda. De pronto recordé que debía ir a una fiesta. No pasará nada si miro un poco - pensé -. Así que trepé hasta la reja y me colé entre los barrotes. Olía a húmedo. La casa estaba abandonada desde hacía mucho tiempo. ¿O quizás estaba habitada?

Registré toda la casa aunque estaba a oscuras. Cuando iba a darme por vencido hallé una trampilla en el suelo. Esperanzado, entré por ella.

Me encontré en un pasadizo muy estrecho lleno de goteras. A cada poco descubría más hilos de agua que caían del techo. Al fondo vi una luz. Me esforcé y avancé un poco más. Me hallaba en un pasaje mucho más grande, con muchas más goteras que el otro: las alcantarillas.

En el suelo había un rastro de huellas idénticas a las que había visto en el callejón. Lo seguí hasta una tapa de alcantarilla. Con mucho esfuerzo la levanté y salí al exterior. Estaba en un jardín muy amplio, todo lleno de rosales. Justo a mi espalda se levantaba un edificio, que, por su tamaño, tenía que ser una especie de castillo o algo así. De repente me acordé de que me habían invitado a una mansión. ¡A lo mejor era aquella! Miré el reloj. ¡Eran las ocho menos cinco!

Corrí hacia la entrada de los jardines. Miré el nombre en el buzón. Ya no había dudas, aquella era la mansión de don Fernando Me acerqué para ver por la ventana si había alguien. Y claro, dentro lo único que vi fue el vestíbulo lleno de muchas personas hablando entre ellas: ¡Había llegado tarde a la fiesta de etiqueta!

De pronto se me calló algo del bolsillo. Era la invitación con la fotografía que me había enviado don Fernando. La comparé con la mansión que tenía enfrente. No me lo podía creer. ¡No era la misma!


¿SABRÍAS SEÑALAR LAS DIFERENCIAS ENTRE LAS DOS MANSIONES?


Próximo sábado
CAPÍTULO 4, EN EL QUE ENTRO EN LA MANSIÓN Y ME SURJE LA PRIMERA SOSPECHA

9 comentarios:

  1. Me parece que he hecho una Jaimitada. No se que pasó que borré sin querer el post y tuve que publicarlo de nuevo:-)
    Lo siento. Creo que Francisco puso un comentario:
    Es admirable a tan corta edad. O algo así.
    Y alguien había hecho un + 1
    Muchas gracias y lo siento.
    Buen domingo

    ResponderEliminar
  2. Cuanto más avanza la novela mas increible me parece que un niño de esa edad escriba de esa forma.

    Espero el siguiente capítulo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si y sin trampa, lo puedo asegurar.
      Nadie le ayudó, ni tan siquiera a corregirlo. Su madre lo único que hizo es pegara las fotos y la maquetación.
      Es sencillito pero está bien escrito.
      Bss

      Eliminar
  3. Eso mismo pienso yo: que parece increible lo de este niño.
    Merece que se le preste mucha atención, porque desborda imaginación.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy se lo hemos dicho y el con toda naturalidad sonríe. Pues lo he escrito yo.
      Ya:-)
      Un abrazo y buena semana

      Eliminar
  4. Hola Katy: parece que todos coincidimos en lo dificil que resulta pensar que esa criatura escriba tan correctamente. Mi enhorabuena por adelantado por la misteriosa historia. Seguiremos atentos a las próximas entregas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Os lo creáis o no es así. Y si le oís hablar aún sorprende más cuando a los 10 minutos le ves jugar con un avión que sale en los kinder sorpresa.
      Veremos a bver como evoluciona. Por ahora es muy buen estudiante también.
      Un abrazo y buena semana

      Eliminar
  5. Desde luego que escribe bien y además con talento. Me encantan los dibujos con los que se ilustra el reaalto. Besos y buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fernando intento ser objetiva y así lo valoro.Me encanta que te hayas fijado en sus dibujos. No pinta muy bien pero lo hace con mucha lógica.
      Bss y buena semana

      Eliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry