"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

Te quiero

Te quiero

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

lunes, 5 de marzo de 2012

Cuatro valores, cuatro acuerdos


1. No suponer
No dar nada por supuesto. Si hay alguna DUDA hay que intentar aclararla. Si SOSPECHAMOS, es mejor preguntar directamente. Suponer nos hace inventar historias increíbles que sólo envenenan el alma y carecen de FUNDAMENTO.
Cuantas veces nos imaginamos cosas que en realidad solo tienen origen y fin en nuestra cabeza. Lo que llamamos "Montarse una película" Y lo peor las consecuencias para nosotros y para los demás.

2. Honrar nuestras palabras
Lo que sale de la boca es lo que somos. Si no honramos nuestras palabras, no nos honramos a nosotros mismos. Honrar nuetras palabras es ser coherentes con lo que pensamos y hacemos. Solo así somos auténticos y nos hacemos respetables ante los demás y ante nosotros mismos.
¿Donde ha quedado la palabra dada como valor supremo? Si hasta las firmas carecen de ella.
Donde dije digo, digo Diego. Que maravilloso es experiementar que confian en tu palabra valoran lo que dices y tienes credibilidad.

3. Hacer siempre lo mejor
Si siempre haces lo mejor que puedas, nunca podrás recriminarte ni arrepentirtede nada.
Igual estamos equivocados pero si es algo madurado con fundamento, coherente con nuestra forma de vivir y estar en el mundo, no hacer daño a los demás seguramente acertaremos.

4. No tomemos las cosas como algo presonal
Ni la peor OFENSA.
Ni el peor DESAIRE.
Ni la más grave HERIDA.
En la medida que alguien nos  quiere lastimar, en esa medida ese alguien se lastima a sí mismo. Pero el problema es de suyo, no nuestro.
Esto tiene que ver con sentirse el ombligo del mundo y centro de todas las atenciones.

12 comentarios:

  1. Lo de NO SUPONER, es lo que peor llevo, especialmente en el trabajo, cuando algunas personas se pasan el día presuponiendo el porqué otra ha hecho lo que ha hecho. De aquí vienen demasiados males.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Katy: me han gustado las cuatro, pero quizás no estoy demasiado de acuerdo con la de no suponer. Yo creo que confío ciegamente en la gente y por lo tanto supongo que todo el mundo da lo mejor de sí mismo; seguro que me equivoco, claro. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Amiga Katy; estoy de acuerdo con Javier Rodriguez, pero también con Rafa Bartolomé. Yo voy a leer entre líneas, siempre lo hago, porque nuestra huella está entre lo que decimos y lo que callamos.
    Todos tenemos mucho que decir, y una cantidad parecida que ocultar, que son aquellas cosas que hicimos y luego nos arrepentimos.
    Querida amiga, gracias por compartir un abrazo y hasta luego.
    Jecego.
    PD. Tus pensamientos me hacen pensar.

    ResponderEliminar
  4. Hola Katy:

    Pues vamos a coincidir los cuatro en lo de no suponer, que es la que nos ha llamado más la atención.

    A veces como dice Javier, se lleva mal, pero como en todo se intenta mejorar. besos

    ResponderEliminar
  5. Si, llevas razón, cuando la mayorría de las suposiciones suelen bastante falsas. No llevan a ningún sitio y es una pérdida de tiempo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Depende de la suposición. Esta suele ser negativa e induce a error como ha dicho Javier. Hay gente bastante mal intencionada. Cuando has hecho algo con la mejor voluntad se preguntan el porqué y ni te cuento si sale mal.
    Un abrazo, "supongo" que mi explicación ha servido de poco:-)

    ResponderEliminar
  7. "Nuestra huella está entre lo que decimos y lo que callamos" Que bonito suena esto Isidro.
    Es que a veces ni nos conocemos del todo, tan solo a través de los demás que nos ayudan a descubrirnos.
    Bss

    ResponderEliminar
  8. Gracias Fernando la suposición si es positiva y no es malidicente es estupenda. Entonces pensamos que todo el mundo actúa de buena fe.
    Me acabas de recordar que yo con 18 años aún creía que portándome bien con la gente sería correspondida igualmente. "Como Adamo llevaba mi corazón en bandolera". Y no veas la de bofetadas que me llevé.Porque la gente suponía...
    Bss

    ResponderEliminar
  9. Dices

    Esto tiene que ver con sentirse el ombligo del mundo y centro de todas las atenciones.

    Completamente de acuerdo, pero esperemos que sean iluminados y entiendan para bien de todos, llevar a cabo estos prncipios que nos has regalado.

    Cariños

    ResponderEliminar
  10. Ay abu aprendemos cuando la vida nos enseña, y nos queda mucho por aprender. Menos mal que de vez en cuando reflexionamos.
    Bss

    ResponderEliminar
  11. Amiga Katy, ya había pasado por aquí, pero me he quedado para saludarte.
    Un abrazo, Isidro. Jecego.

    ResponderEliminar
  12. Jaja Isidro es que yo no puedo publicar tantos post seguidos como tu. Entre la cocina, mi madre, los nietos, visitar a los amigos ya tengo entretenimiento. Te agradezco la visita:-)
    Bss

    ResponderEliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry