"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

miércoles, 12 de octubre de 2011

Arte callejero, corazón de payaso


El origen de los mimos se remonta al tiempo de los griegos y los romanos, en el Mundo Antiguo.
Para mi tienen alma de artistas y mucha creatividad estas personas que se disfrazan para ganarse la vida. Cualquier cosa  es posibles para ellos. Aguzan el ingenio para ser originales. Son artistas anónimos que no cuentan con cartel, ni una clá que les aplauda su arte.


Estos artistas callejeros conforman la magia de nuestras plazas más céntricas especialmente los días festivos.
Estatuas inermes mirando a la nada hasta que se les echa una moneda, en ese instante cobran vida ante los ojos asombrados de los chiquillos.



A veces mientras los observo me pregunto cómo será la persona que se esconde detrás del maquillaje aguantando estoicamente el frío y el calor. A veces sin gesticular, ni tan siquiera pestañear, permanecen de pie horas esperando el “clin” en el bote que tienen delante para poder hacernos algún gesto.


Solemos ir a pasear con los niños de vez en cuando a la Plaza Mayor y por Sol. Les explico estas cosas mientras ellos llenos de alegría nos piden monedas para ver cómo los mimos les saludan o les hacen alguna gracia.
Aquí hay una pequeña muestra que hice este año. Que sirva también como un pequeño homenaje a su labor.


































Si al menos al terminar el día se ven recompensados por tantas sonrisas como nos han regalado su esfuerzo habrá merecido la pena.
Yo les doy las gracias, porque les admiro.

13 comentarios:

  1. Yo también los admiro, pobre gente, lo malo es que aquí en México exponen también a los niños no en las plazas, sino en los semáforos entre el tráfico y es muy peligroso. Abrazos Martha.

    ResponderEliminar
  2. Admiro el ingenio que tienen estos artitas y sobre todo su paciencia. No comprendo como pueden aguantar tanto tiempo, a veces en posturas incomodas, sin mover ni un solo dedo.
    Son dignos de elogio y se merecen este pequeño homenaje.
    A mis nietos también les gusta verlos, aunque alguna que otra vez se han asustado un poco.
    Un abrazo Katy.

    ResponderEliminar
  3. Hola Katy!! Es admirable , su producción lleva mucho tiempo y a veces o casi siempre no son recompensados y realmente es una arte con mucha imaginación. Que buenas fotos!!
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  4. Como diría uno que me sé: ¡lo que trabajan algunos por no trabajar! Sin duda se requiere dotes artísticas para realizar estas representaciones.

    ResponderEliminar
  5. Que barbaridad Katy aquí en Córdoba no hay tantos, de vez en cuando en el Bulevar se ponen y son dignos de admiración.
    Sobre todo la impreión que causan en los chiquillos cuando ponen la cara de asombro es, algo maravilloso.
    Es increible como lo hacen, a veces, ni pestañean.
    Un abrazo mi querida amiga.

    ResponderEliminar
  6. Esas personas, cuando lo hacen bien, tienen que sentir y ver la vida diferente que el resto de los mortales. Beso.

    PD

    mi nueva dirección de blog:

    ResponderEliminar
  7. no ha salido la dirección, lo siento, es ésta:
    http://tereincisos.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  8. En Barcelona he visto algunos mimos, ¡como no!, en las Ramblas, siempre teniendo cuidado con la cartera, jejej
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Una de las más curiosas la vía hace poco más de quince días en Santiago de Compostela. Se trataba de dos individuos disfrazados uno del apóstol Santiago y el otro del Corazón de Jesús. Se ganaban la vida mediante las monedas que les daban los turistas por fotografiarse con ellos. Saludos

    ResponderEliminar
  10. Buen reportaje. Alo largo de la historia siempre ha existido su figura. En cualquier cultura, las calles son más alegres con ellos aunque detrás del disfraz o la máscara a menudo hay historias tristes.

    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Hola Katy: a mi me encanta ver esas figuras; por desgracia en Burgos no suele haberlos: será el clima supongo. Gracias pos traernos esas sonrisas callejeras. Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Hola Katy, si me permites yo también me uno a dar las gracias a estas personas que yo no sé si realmente saben la función que hacen.
    Es muy agradable observarlos y la curiosidad se nos despierta al mirarlos desde todos lados intentando saber su aspecto real o su fortaleza para permanecer quietos sin permitirse un movimiento aún a costa de algunos que los increpan o tocan con el fin de des-estabilizarlos

    Un abrazo y que tengas un agradable y aprovechado fin de semana.

    ResponderEliminar
  13. Queridos amig@s y lectores. Me vaius a perdonar por no contestar de uno en uno. Estoy un poco agobiada por mi problema de menisco y ahora se me ha juntado el cambio de la bañera por un plato de ducha, porque hace unos días mi marido se escurrió y el susto fue morrocotudo. Iré a paso de tortuga porque no puedo dedicarle mucho más tiempo al ordenador. El día solo tiene 24 horas:)
    Gracias por vuestros bellos comentarios que si estos anónimos artistas lo leyeran seguro que se llevarían una grata sorpresa.
    Un abrazo y buen finde.

    ResponderEliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry