"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

Te quiero

Te quiero

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

jueves, 3 de marzo de 2011

El presente

Ya sabéis que siempre estoy con la misma canción que el pasado pasado es y el futuro no me pertenece. En la clase de yoga tocamos el tema y me gustó mucho la explicación y visión de Robert Burdette sobre el mismo, a quien por cierto no conocía.
Además el profe nos repartió unas fotocopias de este texto que me encantó.

Ayer, mañana y hoy - Robert I. Burdette

Hay dos días en cada semana que no deben preocuparnos, dos días que no deben causarnos ni tormento ni miedo.
Uno es ayer con sus errores e inquietudes, con sus flaquezas y desvíos, con sus penas y tribulaciones. Ayer se marchó para siempre y está ya fuera de nuestro alcance.
Ni siquiera el poder de todo el oro del mundo podría devolvernos el ayer. No podremos deshacer ninguna de las cosas que ayer hicimos; no podremos borrar ni una sola palabra de las que ayer dijimos. Ayer se marchó para no volver.
El otro día que no debe preocuparnos es el mañana con sus posibles adversidades, dificultades y vicisitudes, con sus halagadoras promesas o lúgubres decepciones. Mañana está fuera de nuestro alcance inmediato.
Mañana saldrá el sol, ya para resplandecer en un cielo nítido o para esconderse tras densas nubes, pero saldrá. Hasta que no salga no podemos disponer de mañana, porque todavía mañana está por nacer.
Sólo nos resta un día: hoy. Cualquier persona puede confrontar las refriegas de un solo día y mantenerse en paz. Cuando agregamos las cargas de esas dos eternidades, ayer y mañana, es cuando caemos en la brega y nos inquietamos.
No son las cosas de hoy las que nos vuelven locos. Lo que nos enloquece y nos lanza al abismo es el remordimiento o la amargura por algo que aconteció ayer y el miedo por lo que sucederá mañana.
De suerte que nos conformemos con vivir un solo día a la vez para mantenernos saludables y felices.
(Robert I. Burdette - El Día dorado)



“Hay dos días en la semana que nunca me preocupan. Dos días mantenidos libres de temores y miedos. Uno de esos días es ayer…, y el otro, es mañana.”
La culpa es un sentimiento negativo acerca de algo que ya ocurrió; es la otra cara de la preocupación: ésta hace referencia al futuro.
Tanto la culpa como la preocupación son inmovilizantes, y tanto la una como la otra nos suponen un considerable desgaste de energía emocional.
Del pasado podemos aprender; en cuanto al futuro, caso de pensar en él, conviene que lo proyectemos desde una óptica ilusionante y positiva.
¡Qué valioso es percibir el presente de nuestro presente!

20 comentarios:

  1. Madame, yo la mitad del día no es que viva en el ayer, no... Vivo en el "hace siglos"!
    Pero me lo paso bien allí, así que no importa,jiji.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. Claro, claro Madame, me parece genial traer al presente ese pasado tan especial:) A mi tampoco me importa.
    Bisous

    ResponderEliminar
  3. De vez en cuando me gusta revivir momentos del pasado...
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. EL PASADO CUANDO ES DOLOROSO, CUESTA DE SUPERARLO PERO SE PUEDE Y ES CUANDO DEJA DE ESTAR EN EL PRESENTE Y ES ESO... SOLO PASADO, EL HOY ES VIVIR AHORA Y BIEN. EL FUTURO DIOS DIRÁ.
    CUANDO HAY COSAS AGRADABLES SON LAS QUE DE VEZ EN CUANDO HAY QUE RECORDAR PUES NOS ALIMENTA EL ALMA.
    UN ABRAZO KATY,

    ResponderEliminar
  5. Hola Sonrisa, cada uno es cada uno. A mi personamente no me gusta. Si viene si querer vale, e incluso ayudan a crece, pero no buceo en él.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hora Mari.C.
    Las respuestas son por supuesto personales. Mientras estás intentado superar algo es presente para mi, una vez superado es pasado. Pero cada uno tiene diferentes formas de sentir y percibir.
    Yo prefiero el hoy y concretando el "Ahora" porque siento que ni lo que fui ni lo que seré es mio.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Es importante vivir en el presente y no hacerlo nunca en el futuro, pero también es necesario de mirarnos en el pasado, reflexionar sobre los errores y rectificar el rumbo del hoy.

    ResponderEliminar
  8. Hola Katy:
    Sabias palabras. Concentrarnos en ese pasado o en ese futuro sólo genera angustia. Y eso ya sabemos a dónde nos lleva.
    Buen maestro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hoa Francisco para mi una cosa es aprender y otra añorar que todo tiempo pasado fue mejor. Y menos intentar arreglar lo que ocurrio. Cada maestrillo tien su librillo y seguimos diferentes filosofías.
    La historia nos demuestra por desgracia con creces que el hombre el el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Hola Javier yo desconocía todo sobre este autor pero no sobre el temas del "aquí y el ahora" que lo he tocado alguna vez.
    Este escrito me ha encantado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Hola Katy, este texto me viene hoy como anillo al dedo.
    No quiero, pero no puedo remediarlo, me inquieta el mañana, pero el mañana más cercano el de la semana que viene, donde tengo que vivir algo que no me esperaba, y me llego de "sopetón".
    Suelo ser optimista, pero ahora mismo estoy en un momento "regularin" espero que todo pase pronto y sin problemas, no puedo dejarme vencer, tengo que pensar en positivo y así lo haré, aunque cuesta. Un abrazo amiga Katy.

    ResponderEliminar
  12. Hola Luisa tu caso es diferente. Si sabes o esperas algo en concreto pienso que tiene su fundamento en un hecho real, que sabes hoy, y para ti es preocupante. Vivir en el futuro es otra cosa.
    Conozco una persona que vive en el pasado siempre. El ahora no lo disfruta y mañana te dice que bonito fue "ayer". Es que si hoy me pongo a pensar que me voy a vivir en una residencia y vivo preocupada con este pensamiento que no me deja disfrutar el ahora.
    Un beso y espero que tu preocupación se torne en paz y tranquilidad.
    Un beso amiga

    ResponderEliminar
  13. hola Katy:

    Buen texto lo único que a pesar de saber que esa es la vía tendemos a mirar hacia atrás o hacia delante. Cada uno en su medida. El problema creo es ser esclavo del pasado y del futuro.

    Un beso y feliz fin de

    ResponderEliminar
  14. Asi es Fernand como dices y cuesta hacerlo porque nuestra mente es a veces autónoma. Pero entresaco lo escribe Burdette:
    "No son las cosas de hoy las que nos vuelven locos. Lo que nos enloquece y nos lanza al abismo es el remordimiento o la amargura por algo que aconteció ayer y el miedo por lo que sucederá mañana".
    Tal vez sea nuestro instinto de supervivencia.
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Si....es muy especial el sentimiento de vivir el presente.

    Pero en este mundo donde prima lo rápido.....son ocos lo que lo disfrutan.... que lastima!!!!!!

    Cariños

    ResponderEliminar
  16. Cuanta razón llevan tus palabras Abu. Todo se hace de prisa y corriendo. Si nos paramos a pensar realmente disfrutamos muy poco y nos dedicamos a pensar que mañana será mejor. pero ¿Ppara quién? Si la vida es un soplo.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. si, me ha hecho pensar el texto. Vivir hoy, sin dar vueltas para lo bueno o malo del ayer ni preocuparse demasiado por el mañana. Es difícil, estamos algo condicionados a dar vueltas a las cosas demasiado... Beso

    ResponderEliminar
  18. Hola Teresa, eso es lo malo, hemos perdido esa maravillosa capacidad de centrarnos en el hoy, en lo que stoy haciendo y nos dedicamos más al que voy a hacer. O vivir de unos rancios recuerdos.
    Habrás que darle vueltas a esto.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Hola Katy, Antes vívia pensando en el mañana, ahora vivo en el hoy, y de vez en cuando miro al ayer, sin nostalgia, el pasado ya paso.
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Hola Contrapunto, yo siento que recordar no es igual que añorar ni comparar. Tenemos memoria y eso es bueno, pero sé que este es mi momento y no el que pasó que ya no me pertenece.
    Un beso

    ResponderEliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry