"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

Te quiero

Te quiero

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

jueves, 9 de diciembre de 2010

Saber perdonar


"Cuando crezcas, descubrirás que ya defendiste mentiras,
te engañaste a ti mismo o sufriste por tonterías.
Si eres un buen guerrero, no te culparás por ello,
pero tampoco dejarás que tus errores se repitan".
Paulo Coelho

El perdón es una expresión de amor.
El perdón libera de ataduras que amargan el alma y enferman el cuerpo.
Muchos de nuestros intentos de perdón fracasan pues confundimos escencialmente lo que es perdonar y nos resistimos ante la posibilidad de empequeñecer los eventos ocurridos u olvidarlos.
El perdón no es olvido, no es olvidar lo que nos ocurrió.
No significa excusar o justificar un determinado evento o mal comportamiento.
No es aceptar lo ocurrido con resignación.
No es negar el dolor.
No es minimizar los eventos ocurridos.
No significa que estés de acuerdo con lo que pasó, ni que lo apruebes.
Perdonar no significa dejar de darle importancia a lo que sucedió, ni darle la razón a alguien que te lastimó. Simplemente significa dejar de lado aquellos pensamientos negativos que nos causaron dolor o enojo.
Creemos erradamente que el perdón debe de conducirnos inexorablemente
a la reconciliación con el agresor.
Pensamos que perdonar es hacernos íntimos amigos de nuestro agresor y por tal motivo lo rechazamos.
No implica eso para nada, el perdón es UNICAMENTE PARA TI y para nadie más.
No hay que esperar que la persona que nos agredió cambie o modifique su conducta pues lo más probables es que ésta persona no cambie y es más, a veces se ponen hasta peor.
El perdón se basa en la aceptación de lo que pasó. La falta de perdón te ata a las personas desde el resentimiento. Te tiene encadenado.
El perdón se debe de realizar "sin expectativas" sin esperar que nada suceda.
Si estamos esperando esta reacción, luego de haber perdonado, pues realmente no perdonamos de corazón pues seguimos esperando una retribución, un resarcimiento. Seguimos anclados en el problema, en el ayer, queriendo que nos paguen por nuestro dolor.
EGO que quiere a toda costa castigar o cobrar al agresor.
No existe nada ni nadie que pueda resarcir el dolor ocasionado en el pasado, el pasado no tiene cómo ser cambiado. Ningún tipo de venganza o retribución podrá subsanar los momentos de tristeza y desolación que vivimos, lo mal que nos sentimos. Al esperar una disculpa, que se acepte el error; nada de eso cambiarán los hechos, lo ocurrido en el pasado, sólo estaremos queriendo alimentar nuestro ego, nuestra sed de justicia mal enfocada.
La falta de perdón es el veneno más destructivo para el espíritu ya que neutraliza los recursos emocionales que tienes.
El perdón es una declaración que podemos y debemos renovar a diario.
Muchas veces la persona más importante a la que tienes que perdonar es a ti mismo por todas las cosas que no fueron de la manera que pensabas.
Aceptamos que somos APRENDICES!
Que la lección ya se encuentra aprendida y que hemos logrado vencer las circunstancias negativas que nos tocaron vivir.
Perdona para que puedas ser perdonado
(anónimo)

"Alli donde radican nuestras debilidades van a extraviarse nuestras exaltaciones".
Nietzsche .

24 comentarios:

  1. El rencor es uno de los peores sentimientos. Hay que saber perdonar aunque cueste la mayoría de las veces. De nada sirve guardar resentimiento por una ofensa, cuanto antes perdonemos antes dejara de atormentarnos y nos aportara paz y tranquilidad a nuestro espíritu.
    Una buena reflexión Katy, un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Eso de que debemos perdonarnos a nosotros mismos es realmente primordial...Beso

    ResponderEliminar
  3. Saber perdonar y perdonarse es una capacidad que todos tenemos, una cuestion de actitud, de humildad con nosotros mismos.
    Hay cosas que se perdonan, entierran y olvidan y otras que se perdonan pero no se olvidan
    Un beso Katy

    ResponderEliminar
  4. Absolutamente de acuerdo contigo: la gran retribución del perdón está en la paz que consigue quien perdona, aunque no se haya producido la petición por parte del ofensor y ni siquiera el arrepentimiento. Como dices de forma meridiana, "el perdón se basa en la aceptación".
    En todo caso, sólo de un corazón noble salen palabras como estas. ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
  5. "Cuanto antes perdonemos antes dejará de atormentarnos"
    Del todo cierto.,
    Un beso Cordobesa

    ResponderEliminar
  6. Perdonarnos a nosotros mismos también cuesta lo suyo. A veces nos sentimos impotentes.
    Un beso Teresa

    ResponderEliminar
  7. Hola Contrapunto, subrayo esta frase:
    "Hay cosas que se perdonan, entierran y olvidan y otras que se perdonan pero no se olvidan"
    Todo depende de lo profundo que haya sido el daño moral o físico.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Perdonar trae sin duda paz para el alma. Y lo estamos haciendo constantemente, porque también nos sentimos perdonados. Y no te que queda otra. El recor nos destruye interiormente.
    Un beso Francisco

    ResponderEliminar
  9. Qué razon tiene, madame. Y sin embargo cuesta, cuesta. Conseguirlo libera de una buena carga de negatividad que estaba ahi haciendo daño, pero no a todos nos resulta igual de facil.

    Feliz fin de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  10. Difícil me lo ponéis. Estoy en línea pero si hasta en nuestra religión la Iglesia nos exige para el perdón
    1º examen de conciencia (Darse cuenta del mal hecho)
    2º Dolor de corazón (Lamentar ese daño)
    3º Propósito de la enmienda (No reincidir)
    4º Confesión de boca (Solicitar el perdón)
    5º Satisfacción de obra (Reparar el daño)
    Algo de esto deberemos esperar de aquel a quien tenemos que perdonar.
    Y por mucho que satisfaga el perdonar sin alguno de estos requisitos, el cabreo no te lo quita nadie. En este caso mis armas suelen ser el tratar de olvidar y la indiferencia total. No soy ni un héroe ni un santo.

    ResponderEliminar
  11. Ay Madaem si me pusieran junto a la picota desde luego que no perdonaría:) Yo creo que el perdón depende un poco del daño, y los hay irreparables. Pero aún así el corazón puede perdonar. No es facil por eso hablo de ello siempre que puedo:)
    Bisous

    ResponderEliminar
  12. De momento me creí estar leyendo el catecismo jajaja. Tienes toda la razón Felipe pero el problema está en el ha hecho el daño y que está convencido de que tiene razón. A ti te dejado K.O. porque todo lo proyecta en ti y
    claro que acaba uno jurando en hebreo. Además si es alguien cercano no puedes pasar a la indiferencia, y además tienes que mantener el trato. Aunque perdones, sufres como nadie.
    No se puede medir todo por el mismo rasero. Hay que ser magnánimes y aún asi sin ser santos perdonar.
    Un abrazo y gracias por este comentario:)
    Feliz finde

    ResponderEliminar
  13. No es fácil perdonar.
    Reconozco que me cuesta olvidar un agravio.
    Recuerdo los hechos que me movilizaron : para bien o para mal.
    Pero descubro que con el paso del tiempo y al aliviarse el dolor ... el rencor se esfuma.

    "Aceptamos que somos APRENDICES!"

    Creo que es otro de los aprendizajes que nos impone la vida.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Hola Carmela realmente has descrito muy bien lo que la memoria guarda y nada puedes hacer al respecto. El corazón tiene razones que le mente no entiende y viceversa. Y las cosas buenas y menos buenas se quedan en el registro. Al final cede el corazón, porque asi tiene que ser.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Hola Fernando:
    Es muy serio lo que comentas. No siempre perdonando se solucionan las cosas; aunque haya que tener esta actitud.
    Se pueden perdonar la mayoría de las situaciones, porque suelen estar dentro de la normalidad, pero en algunos casos, Dios nos libre de ellos, ha de resultar difícil. Siento discernir. Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Quise decir Katy. Venía de soul bussines. Otro abrazo

    ResponderEliminar
  17. Muy Bueno Rafa, no tengo ningún problema que me llames Fernando :) Es un buen amigo.
    Efectivamente no siempre se solucciona, pero te haces menos daño no guardando rencor.
    Perdonar no quiere decir olvidar como si no hubiera pasado nada, porque a veces el daño hecho permanece para siempre y es irrepararble. Es tan solo dejar que poco a poco ese dolor se vaya mitigando y el rencor aplacando sin que te siga machacando.
    el dolor te domina la vida no puedes vivir. Hay que tomarse una pastilla, o lo que haga falta. Psicológicamente es lo mismo, el perdón es la pastilla contra el dolor aunque no te cures.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Hola Katy:

    A este Rafa se le va un poco ale santo al cielo je je. Perdonar para mi es un acto de amor y ayuda a que desapareca el rencor. Olvidar no, perdonar si. Y eso que a veces es difícil.
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. jajaja Fernando eso es que te lleva en el pensamiento:)
    Ciertamente perdonar es un acto de amor y de generosidad. Lo que pasa es que realmente nos cuesta dar ese paso y más si la herida es grande.
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. HOLA,,,,,,,,,,PERDONAR NO ES SOLO OLVIDAR¡¡¡¡¡¡¡¡ PERDONAR ES ,QUE AUN RECORDANDO ESTEMOS LIBRES YA DEL DOLOR.

    ResponderEliminar
  21. HOLA......... PERDONANOS NUESTRAS DEUDAS ASI COMO NOSOTROS PERDONAMOS A NUESTROS DEUDORES ....MATEO 6-12

    ResponderEliminar
  22. HOLA......... EL HIJO DEL HOMBRE TIENE POTESTAD PARA PERDONAR PECADOS........ MATEO 9--6------------SI TU HERMANO PECARE CONTRA TI Y SE ARREPIENTE ,PERDONALE--- LUCAS 17-3..............PADRE PERDONALOS PORQUE NO SABEN LO QUE HACEN .....LUCAS 23-34------ BYE

    ResponderEliminar
  23. HOLA ...........QUIEN SE HA ARREPENTIDO DE SUS PECADOS ES PERDONADO,Y YO EL SEÑOR NO LOS RECUERDO MAS.-......D.Y C.58-42........... ESTO ES PALABRA DE DIOS...... BYE

    ResponderEliminar
  24. Muchas gracias por tu opinión y aportación desde la fe muy respetable. Pero aún para los no creyentes el perdonar es un bien que se hacen así mismos.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry