"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

Te quiero

Te quiero

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

jueves, 29 de abril de 2010

La princesa busca marido


Había una vez una princesa que quería encontrar un novio que fuera digno de ella, que la amase verdaderamente. Para lo cual puso una condición, elegiría novio entre todos aquellos que fueran capaces de estar 365 días al lado del muro del palacio donde ella vivía. Sin separarse ni un solo día.
Se presentaron centenares o miles de pretendiente a la corona real, pero claro al primer frío la mitad se fue, cuando empezaron los calores se fue la mitad de la la otra mitad, cuando empezaron a gastarse los cojines se termino la comida la mitad de la mitad, de la mitad, también se fue.
Habían empezado el primero de Enero, cuando entro Diciembre y empezaron de nuevo los fríos, había quedado solo un joven. Todos lo demás se habían ido cansados,  aburridos pensando que ningún amor valía la pena. Solamente un joven que había adorado a la princesa desde siempre, estaba allí, anclado a esa pared y ese muro esperando pacientemente que pasaran   los 365 días.
La princesa que había despreciado a todos,  cuando vio que este muchacho se quedaba empezó a mirarlo, pensando que tal vez este hombre la querría de  verdad. Lo había espiado en Octubre, había pasado frente a él en Noviembre, y en Diciembre disfrazada de campesina le había dejado un poco de agua y un poco de comida le había visto los ojos y se había dado cuenta de su mirada sincera.
Le dijo al Rey. "Papá creo que finalmente vas a tener un casamiento y vas a tener nietos. Este es el hombre que de verdad me quiere. El rey se había puesto contento y había empezado a preparar todas las cosas para la boda, y había hecho saber por medio de la guardia al joven que el primero de Enero cuando se cumplieran los 365 días lo esperaba en el palacio porque quería hablar con el.
Todo estaba preparado, el pueblo estaba contento, todo el mundo esperaba impaciente que llegara el  primero de Enero.
El 31 de Diciembre el día después de haber pasado 364 noches allí, el joven se levanto del muro y se marchó.Fue hasta su casa y fue a ver a su madre y la madre le dijo: "Hijo querías tanto a la princesa, estuviste allí 364 noches 365 días y el ultimo día te fuiste. ¿Que paso, no pudiste aguantar un día más?
Y el joven le contesto:
-Sabes madre, me entere que me había visto, me entere que me había elegido, me entere que le había dicho a su padre que se iba a casar conmigo y a pesar de esto no fue capaz de evitarme una sola noche de dolor, pudiendo hacerlo, no pudo evitarme una sola noche de sufrimiento. Alguien que no es capaz de evitarte una noche de sufrimiento no merece mi de amor, ¿Verdad mamá?

Cuando estás en una relación y te das cuenta que pudiendo evitarte una migaja de sufrimiento el otro no lo hace es porque todo se ha terminado.
(Jorge Bucay)

16 comentarios:

  1. Hola Katy!! El amor no pide sacrificios. Cuando se ama se quiere dar a la persona amada los momentos más felices. Tenía razòn el joven.
    Besosss

    ResponderEliminar
  2. Hola Katy:

    Para mi tiene dos lecturas. La primera, las condiciones que puso la princesa fueron aceptadas por el joven, luego sabía cuales eran las reglas para alcanzar "el premio" y entonces no tiene mucho sentido su actitud. La segunda, es la que hace Jorge Bucay, que es muy lógica también.

    Un cuento para pensar.
    Un beso y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  3. Pues hizo muy bien, madame. Supongo que aceptó participar porque quería ver si ella se compadecía y mostraba sensibilidad. Esperó hasta el último momento, pero no encontró nada de lo que esperaba y se decepcionó.

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  4. Jorge Bucay siempre deja un mensaje en sus cuentos. Con ese fin los escribe. Este como todos es la respuesta a la realidad, si alguien te hace pasar malos ratos, y no le importa tu padecer, poco te quiere, por lo que mejor es pasar de el.
    He leído algunos de los libros de Bucay y sus relatos son estupendos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. No olvidemos las dobles lecturas de Jorge Bucay...
    Por un lado aceptar las reglas del juego...por otro esperar que el que las ha escrito las rompa en tu interés....
    Siempre interesante.
    Salu2

    ResponderEliminar
  6. Hola Gabriela, cuantas lecturas tiene el cuento. El amor no pide sacrificios. pero por otra parte esi que es sacrificado.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Hola Fernando efectivamente el aceptó las reglas, pero por otra parte esperaba ya que era el último que ella dijera basta, me he enamorado y ya has demostrado bastante. Me he conmovido.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Desde el punto de vista del chico a mi me parece que al ser el único ya no tenía porque seguir. Si le quería efectivamente podía ahorrarle ese sufrimiento. Y desde el punto de vista mio también jiji.
    Bisous Madame

    ResponderEliminar
  9. Hola Toni, veo que tu lo tienes muy claro.
    En este cuento se ve la dualidad de las personas.
    Siempre con el si, pero...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Hola Cordobes, somos duales y tampoco sabemos muy bien como vamos a reaccionar. Total por un día ya podía haber esoerado. Pero como había tenido mucho tiempo para pensar cambió de idea.
    A mi me giusta Bucay, por lo menos te hace cavilar.

    ResponderEliminar
  11. Hola Katy:
    Estoy con Fernando, el joven sabía cuál eran las condiciones; su actitud creo que no deja en entredicho a la princesa sino a él.
    Discrepar de vez en cuando también es bueno, pienso yo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Siempre deja a la interpretación personal sus cuentos.
    Aunque se conozcan no dejan indiferentes.
    Gracias por recordarlos.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Un buen cuento de Bucay que te hace pensar... por un lado, el chico parece que tira la toalla en el último momento utilizando a la princesa como excusa para justificarse, pero por otro, si realmente es un sufrimiento, y la decisión de la princesa está tomada, también es válido su punto de vista...

    Lo que estoy de acuerdo es con la conclusión de Bucay, aunque este no era el caso, porque la relación aún no existía.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Pués discrepar es bueno porque aprendes del punto de vista del otro. De como ven los demás las cosas. Es ponerse en el punto de vista del otro.
    Un abrazo y buen finde Rafa

    ResponderEliminar
  15. Hola Candi, lo que es bueno nunca pasa de moda. Y los que no lo conocen tienen una oportunidad.
    Besos y buen finde

    ResponderEliminar
  16. Hola Nikkita, queda claro que es cuento controvertido y se pueden hacer diferentes lecturas.
    Para mi ninguno de los dos lleva toda la razón. Podrían haber cedido ambos,y haberse echado el uno en brazos del otro. Pero puestos a ceder tenía que haber cedido ella. Ya no quedaba nadie. No le queria lo suficiente, y evidencia que es ella la que tiene el poder de decidir.
    Y el es un poco torpe. Mira tardar tanto en darse cuenta de la situación.
    Lo mejor: el trabajo de las neuronas.
    Besos

    ResponderEliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry