"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

viernes, 2 de marzo de 2012

El Rey y la esclava

 Los jueves como os comenté la nueva profe de yoga  que se llama Alba, al hacer la relajación, nos centra en  nuestra respiración  y nos nos cuenta un cuento que me engancha. Me suelo tumbar y  escucho su voz  dulce y suave  que me transporta  irremisiblemente a la infancia.  Después siempre nos queda la reflexión...

El rey y la esclava
Había una vez en Oriente medio un rey que te tenía  un gran coraxón y tenía fama de bueno y de bondadoso entre su pueblo.
Un día salio de viaje y fue a una ciudad lejana en dóndo en um¡n mercado vio una esclava tan hermosa que quedó prendada de ella por su belleza y se enamoró perdidamente. Así que decidió comprarla para llevarla consigo a palacio con la esperanza de que ella llegase a amarle y  hacerla su esposa .
Apenas pasados unos días la muchacha enfermó, desparecieron los colores sonrosados de su mejilla, dejo de comer y estaba muy decaída. El rey alarmado temió por su vida y mandó a llamar a los mejores médicos de del reino.
Los médicos llegaron y estuvieron examinándola, le recetaron tratamientos, pero ella no mejoraba, todo lo contario, casa vez estaba peor, mas deprimida inapetente y triste.
Una noche el rey soñó con un médico extranjero que curaría a su enamorada, así que mandó a  buscar a los médicos extranjeros  y entre ellos enseguida reconoció al hombre de sus sueños.
Este examinó a la mujer y nada más verrla se dio cuenta del origen de su enfermedad.
Le comentó al rey que los médicos que la habían cuidado solo la agravaron más su enfermedad  porque solo estudiaron su cuerpo pero no su corazón.  Lo que la muchacha tenía no era otra cosa  que “el mal de amores.” Estaba enamorada de un hombre que era originario de la misma ciudad que ella, y  solo la presencia del amado podría curarla.
Tanto amaba el rey a esa esclava que no sintió celos, solo quería que ella se curase y suese de nuevo feliz. Así que mando a buscar al  joven, dueño del corazón de la esclava. Era apuesto, atractivo y sonriente.
Cuando llegó al palacio ella nada más verlo se recuperó inmediatamente. Era justamente la medicina que necesitaba. Los dos se enamoraron apasionadamente  y vivieron una apasionada historia de amor. La jóven cada  vez estaba más radiante y hermosa..
El rey que era tan bueno se sentía feliz de verla dichosa aunque también triste porque sabía que nunca sería correspondido. Sin embargo el amor pesaba más en su corazón.
Pasaron semanas y semanas, hasta que un día el médico  extranjero volvió para ver como evolucionaba la salud de su paciente. Le dio a beber una infusión que nubló su vista  y mientras duró el efecto del brebaje ella pudo contemplar horrorizada que el hombre que tenía en sus brazos en lugar de ser hermoso era un anciano desdentado,  sin cabellos viejo y feo. Ella huyo despavorida y comenzó a reflexionar sobre esta relación frustrada  descubriendo  en su corazón que lo que había sentido hacia aquel joven  en realidad no era amor sino una atracción física. El verdadero amor era otra cosa.
El rey acudió a consolarla y no le hizo ningún reproche ni se enfandó. Ella se sorprendió por aquella actitud  y reacción del  ryy y no entendía como el podía tratarla con tanto cariño, cuando ella solo le había hecho sufrir y así se lo hizo saber.
El rey  dejó claro que cuando se ama con el corazón no puede haber egoísmo y tan solo se desea la felicidad del  ser amado. No había buscado su felicidad, sino la de ella.
Entonces ella comprendió el verdadero sentido del amor. Se casaron y fueron felices.

Así que yo añado que no es oro todo lo que reluce, ni tampoco podemos fijarnos solo en las apariencias. Que hay que mirar con los ojos de corazón.

"Este es mi secreto. Muy simple: solo se ve bien con el corazón . Lo esencial es invisible a los ojos." Antoine de Saint.Exupéry

8 comentarios:

  1. Ya me he relajado con tu cuento ahora me queda reflexionar como tu lo has hecho.
    La belleza externa es pasajera sólo la belleza interior es la que perdura y esa sólo se puede ver con los ojos del corazón como tú dices.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. He dejado escapar un tierno suspiro ante tu narracion.

    Me encantó

    Como las Mil y Una Noche.

    Gracias por momentos gratos!!!!!

    Cariños

    ResponderEliminar
  3. El amor es uno de los misterios de la vida que nunca acabaremos de comprender.

    besos y feliz fin de

    ResponderEliminar
  4. Jajaj me alegro que te hayas realajado. Yo saco mi alma de niña al escuchar el cuento que luego vuelvo a la realidad para reflexionar. Bss y buen finde

    ResponderEliminar
  5. Asi es Abu, que bonito, poder suspirar todavía al leer o escuchar un cuento.
    Bss

    ResponderEliminar
  6. El amor está y nadie sabe como. Razonarlo sería imposible, solo se siente.
    Bss Fernando y disfruta del finde.

    ResponderEliminar
  7. Hola Katy: acabo de volver del pueblo de mi esposa(comenzamos con las labores campestres) y me he encontrado esta historia llena de ternura y de amor al cien por cien. La belleza es efímera pero el amor puede ser eterno. Me ha gustado mucho. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Hola Rafa a ti que estas enamorado de tu esposa hasta la méwdula logicamente te tenía que gustar. El amor solo procura la felicidad del otro. Aunque a veces se nos vaya la pinza y gruñamos un poco:-)
    Un abrazo y que difrutes de la semana

    ResponderEliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry