"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

Te quiero

Te quiero

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

martes, 28 de febrero de 2012

Un lío de pendientes

En el fondo tengo suerte y una hermana con paciencia infinita, porque las que lío no tiene precio
Esto que os cuento es un Vodeville total. Tiene mucho de humor y de risa pero también de enredo de idas y venidas.
Todo empezó en Reyes nuestra madre que tiene 90 años para cumplir 91 (y una pensión mínima) se fue por iniciativa propia a una joyería y nos compró un juego de pendientes con sus respectivos colgantes de plata (La que os muestro en la foto). Estaba muy contenta porque si tengo una adicción son los pendientes y preferiblemente de bisutería porque soy una experta en perderlos.
Hace un mes tuve que ir un bautizo y me fui a comprar una blusa, y a la vuelta había perdido uno de los pendientes. Removimos Roma con Santiago, hasta casi desmontamos el coche por si se había enganchado en algún lado nada.
El dilema era ¿Qué hacer? Menudo disgusto por mi madre, tenía que comprarme unos pendientes como sea. Así que toda agobiada llamé a mi hermana que tenía idea de dónde las había comprado mi madre. Se puso a buscar y encontró una joyería en dónde los habían parecidos pero no eran como las que se habían perdido y me mandó esta foto desde la joyería: -
-“No se parecen en nada pero no hay otra cosa. Te mando la foto"

-“Cómpralas que seguro que madre ni se da cuenta”.
De paso con ese que me quedó le pedí que me hicieran un colgante porque teníua que hacer un regalo de cumple para una. amiga y por lo menos algo salvaba.
A los 15 día bajé al garaje y entré en al coche por otro camino que no era el habitual y allí junto a la viga en la oscuridad estaba mi pendiente perdido. Ahora tenía los pendientes nuevos, el que perdí, y la pareja del hallado que lo estaban transformando para colgante. Menudo lío.
Llamé a mi hermana a ver si este señor estaba dispuesto después de este tiempo a cambiarme los pendientes, por un colgante, y dijo que si, menos mal. Pero en el taller ya habían hecho el cambio del pendiente a colgante. Total que tuvieron que volver hacerlo pendiente jajajaja.
Y todo esto a espaldas de nuestra madre, que no se ha enterado de nada. Me pregunto ¿Habría montado semejante movida si nuestra madre no está en medio?
Creo que no pero al menos mi amiga tiene un accidentado e improvisado regalo de cumpleaños.
Gracias María por tus gestiones. Qué haría yo sin ti  ;-)

18 comentarios:

  1. Precioso por donde se lo vea.
    Madre, hermana y final feliz.
    Es para festejar.

    Cariños

    ResponderEliminar
  2. Hola Katy: ja,ja. La voy a mandar a tu madre la dirección de tu blog, para que se entere la clase de hijas que tiene y como la quieren.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Gracias Abu, la historia terminó bien. Está terminando porque qún no está en mi poder la pareja:-)
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Pues si Rafa, hoy está comprando la abuela salami para sus nietos:-(
    Ella es así, y eso que tiene la pensión mínima. Colabora con una ONG, apadrina una niña en no se dónde. La verdad es que la pobre no tiene nada suyo. Como para decirle que he perdido lod pendientes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. ¡Vaya cosas que te pasan! tenías que saber que cuándo se dejan de buscar las cosa, es cuándo aparecen jeje.
    Un beso Katy.
    Te felicito por esa Supermadre que tienes.

    ResponderEliminar
  6. La vida tiene estas cosas y lo mejor es tomárselo a bien y disfrutar del momento :)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Katy :)
    Jajajajaja, te faltó el final... Para hacerte llegar el pendiente transformado en colgante y a su vez retrasformado en pendiente. Pûes eso te lo mando mañana con madre, pero para que no se entere, lo he metido en una caja del limpiador "piedra verde" envuelto en papel albal y pegada la tapa del tarro con papel celo. Ahora si, es el final de la historia.
    ¿Como no voy a hacer y remover cielo con tierra, teniendo una hermana como la que tengo? que se merece eso y más.
    Un beso grandote y ya nos vemos.

    P.D. espero que no se te vuelva a perder el pendiente o colgante o lo que sea.

    ResponderEliminar
  8. Hola Mª Jesús. es cierto pero esto tenía que resolverlo y lo resolvimos y María es la que se llevo la peor parte sin comerlo ni guisarlo.
    Bss

    ResponderEliminar
  9. No veas lo que he disfrutado contándolo y entre medias, porque hemos echado unas buenas risas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Hola María jajaja que le voy a hacer si es que soy tan torpe. Mira que bien van a venir los pendientes, de lujo y bien limpios. Mañana me volveré a reír y madre no sabrá de que. Gracias por este final tan divertido.
    Bss

    ResponderEliminar
  11. Vaya enredo, pero que lindo que no quieran darle un mal momento a tu mamá. Estuvo chistoso. Besos

    ResponderEliminar
  12. Menudo lio, pero eso acostumbra a pasar con lo que se pierde, cuando no piensas lo encuentras.
    Besos Katy

    ResponderEliminar
  13. Hola Martha un enredo total jaja y hasta esta tarde no tengo el pendiente:-)
    Pobrecita con la ilusión y esfuerzo que hizo como para darle un disgusto.
    Bss

    ResponderEliminar
  14. Ya lo creo pero es que se perdió en un sitio público, podía haber sido en el probador, en la calle o en el mismo gataje que pasan muchos. No es la primera vez que me ocurre, pero este era un caso especial.
    Bss

    ResponderEliminar
  15. Daría para un buen guión de película. Lo importante es que detrás de toda esta historia hay mucho amor.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Además de verdad, hoy ha terminado cuando la pobre sin sospechar nada me dio el detergente y dentro iba el pendiente. Ya está todo como estaba. No creas la historlia duró caso 3 semanas. Si entre medias pones la vida da para mucho.
    Bss

    ResponderEliminar
  17. Todo porque la madre no se disgute ¡Eso son hijas! Un abrazo a las dos

    ResponderEliminar
  18. Menudo sainete hemos montado. Al final todo acabo bie y quedó como estaba:-)
    Pues si ya es muy magyor y habría sido una tontería que se enterara.
    Bss Chelo

    ResponderEliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry