"La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo." Isadora Duncan

"Estoy convencido que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuelo"
Abel Pérez Rojas

Te quiero

Te quiero

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein

jueves, 25 de marzo de 2010

El Cachorro y el Conejo


Eran dos vecinos.
El primer vecino compro un conejito para sus hijos. Los hijos del otro vecino le pidieron una mascota a el padre.
El padre compró un perro pastor alemán.
Dialogo del vecino:
-Creo que el va a comerse mi conejo.

-De ninguna manera!. Imaginate!. Mi pastor es cachorro. Van a crecer juntos, haran amistad. Entiendo de bichos.
Y parece que el dueño del cachorro tenia razón. Crecieron juntos y fueron amigos. Era normal ver al conejo en el jardin del cachorro y vice-versa.

Una vez el dueño del conejo fué a pasar el fin de semana a la playa con la família y el conejo quedó solo.
Domingo, a la tarde, el dueño del cachorro y la família tomaban la merienda, cuando entra el pastor alemán a la cocina.
El perro, traia al conejo entre los dientes, todo inmundo, reventado, sucio de tierra y, és claro, muerto. Casi matáron al perro de tanto golpearlo.
Decia el hombre:
- El vecino tenia razón, y ahora? Solo podia pensar en eso! En algunas horas los vecinos llegarian. Y ahora?! Todos se miraban.
El perro, pobre, llorando alla afuera, lamiendo sus heridas. ¿Pensásteís en se sentirán los niños cuando vuelvan?
No se sabe exactamente quién tuvo la idéa, pero parecia infalible:
-Vamos a lavar al conejo, dejarlo limpito, despúes lo secamos con el secador y lo colocamos en su casita. Y así hicieron. Hasta perfume le pusieron al animalito. Quedó lindo, paréce vivo, dijeron los niños.
Luego vieron a los vecinos llegar. Notaron los gritos de los niños.
- Lo descubrieron!
No pasaron cinco minutos que el dueño del conejo vino a golpeear la puerta, asustado. Parecia que habia visto a un fantasma.
- Que pasó? Que cara és esa?
- El conejo, el conejo...
- Que tiene el conejo?
- Murio!
- Murio? Pero si hoy a la tarde parecia tan bien!.
- Murio el viernes!
- El viernes?- Fué antes de viajar, los niños lo enterraron en el fondo del jardín y ahora apareció!
La historia termina aquí. Lo que sucedió despúes no importa.
Pero el personaje de esta historia es el perro. Imaginad pobre, desde el viernes esperando en vano por su amigo de la infáncia.
Depués de mucho buscar, descubre el cuerpo muerto y enterrado. Y que hace el?... Probablemente con el corazón partido, desentierra al amigo y va a mostrarselo a sus dueños, imaginando hacerlo resucitar. Y el ser humano continua con lo mismo, siempre juzgando a los otros...
Otra leccion que podemos sacar de esta história
El hombre tiene la tendencia de juzgar los hechos sin antes verificar como el hecho aconteció.
Cuantas veces sacamos concluciones erradas de las cosas y nos sentimos dueños de la verdad? Histórias como esta son para pensemos bien en las actitudes que tomamos.
A veces hacemos a los otros sufrir por juzgar injustamente, piensa...
“La vida tiene cuatro sentidos: amar, sufrir, luchar y vencer".
Entonces: AMA mucho, SUFRE poco, LUCHA bastante y VENCE siempre que sea posible... Pero no juzgues a primera vista, o al primer comentario.

22 comentarios:

  1. Es cierto Katy, cuántas veces nos dejamos guiar por las apariencias. Juzgamos lo que vemos a primera vista y no nos detenemos a investigar o ver un poco más el fondo de las cosas. Así nos va!!!
    Aquí el mensajero, el perrito, es el que se lleva los palos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola Katy!! Qué lección increible. Es verdad que juzgamos sin detenernos a pensar como sucedieron realmente las cosas. Los animales muchas veces te enseñan...
    Besosssssss

    ResponderEliminar
  3. Hola Ñocla, a veces nos tiramos a degüello a por las personas sin molestarnos en preguntarnos por que ocurrió esto o tal cosa.
    Por eso antes de acusar debemos de enterarnos bien, porque podemos hacer mucho daño
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola Gabriela solemos hacer de detectives a veces sin tener idea de lo que nos traemos entre manos. Levantamos el dedo y decidimos señalar "culpable" sin habernos planteado alternativas.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. A veces las cosas no son como parecen.
    Impresionante lección.
    En ocasiones nos dan un pan y le devolvemos un escorpión. Habrá que andarse con cuidado y no juzgar a la primera.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Buena reflexión Cadi. No sabemos valor los bienes recibidos.Esta historia tiene muchas lecturas.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Me encantó. Menuda lección, y pobre perro. Qué fácil nos resulta prejuzgar y "dictar sentencia" con la conclusión a la que llegamos.
    Muchos besos Katy.

    ResponderEliminar
  8. Hola Nikkita y mientras solo sea juzgar a puertas cerradas, lo malo es que a veces podemos hacer mucho daño con esos juicios de valor gratuitos.
    En la vida hay que ser muy prudentes.
    besos y cuidado que el finde va a estar pasado por agua. Menuda primavera.

    ResponderEliminar
  9. Qué historia tan tierna para hacernos pensar en lo fácil que resulta juzgar a la primera de cambio.
    Es cierto, que lo hacemos demasiado... y también lo es que es muy difíciil no tener en cuenta esas primeras reacciones.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Hola Gata, que dificil es no prejuzgar. Y que fácil sacar nuestras conclusiones a la primera, y encima sentenciando. Estamos hechos asi. Ahora somos algo más conscientes y respiraremos hondo antes de pronunciarnos.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Hola Katy:
    Buena, pero que muy buena historia. Nos pasamos la vida presuponiendo y juzgando. Es algo terrible. "A mi me vas a decir". "Si a este le conozco como si le hubiese parido".
    Y muchas más lindezas para enmarca, que ´dicen muy poco de quien las pronuncia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Hola Katy:

    La percepción nos engaña y por eso hacemos juicios de valor sin haber comprobado. Damos por hecho cosas que no se ajustan a la realidad por estar demasiado condicionados. Esto ocurre para bien y para mal, aunque generalmente para mal.

    Un beso y magnífica historia

    ResponderEliminar
  13. Hola Javier, "dicen muy poco de quien las pronuncia" pero se hace... y muchas veces dañando y perjudicando la imagen del otro. Ensucia que algo queda.
    Un abrazo y buen finde

    ResponderEliminar
  14. Hola Fernando,desde hace mucho tiempo aprendí que hay que ser prudentes a la hora de poner etiquetas. Hay etiquetas que te persiguen toda la vida, y todo empezó por hacer juicios de valor. Los líderes saben de esto y mucho.Y pobre al que le cuelguen un sanbenito.
    Un beso y buen finde

    ResponderEliminar
  15. Hola Katy, que triste!!! ya me estaba dibujando al perrito ....y al conejo!!!, una historia muy real, a veces cometemos ese pecado de hacer un juicio al vuelo, ya es hora de dejar la critica, gracias por la reflexión amiga!
    besitos
    =)

    ResponderEliminar
  16. Hola Carolona, si que es triste y a veces hacemos este juicio con nuestros semenjantes sin pensar en el daño.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Piensa mal y acertarás. Así pensaron los padres cuando compraron las mascotas de sus hijos, pero el pensar solo en lo bueno les llevó al desencanto, y que gracias al perro, nunca supieron que se habían equivocado.
    El ser debil lleva aparejado un grado mayor de prudencia.
    Amiga, me encantan esos temas. Buscaré en el baúl de mis recuerdos y echaré alguno al viento.
    Un abrazo.
    Jecego.

    ResponderEliminar
  18. Hola Isidro me ha gustado mucho la conclusión que gracias al perro nunca supieron que se habian equivocado. Pero nosotros ya tenemos la enseñanza y si que sabemos que no es nada bien juzgar, condenar ni señalar con el dedo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. hermosa historia y trae consigo una buenisima reflexion...pero lo que mas me gustó es la frase final... la guardaré para tenerla siempre presente.

    Katy no me canso de decirlo, GRACIAS !!!, no se hace cuanto nos encontramos en la red, pero ha sido algo muy bonito.

    y si,... me encuentro genial,orientada al cambio.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Hola Vero, me encanta que me hayas visitado y sobre todo con ese positivismo nuevo.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Hola katy:
    Hermosa historia y llena de verdad.
    Juzgamos, prejuzgamos más bien, sin conocimiento de causa.
    Me ha encantado. Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Hola Rafa cuando juzgamos tenemos toda la verdad, y cuando nos juzgan son los demás los que equivocan. Usamos diferentes varas de medir. Espero que estas reflexiones nos ayuden a no caer en estas contradiciones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Bienvenido. Gracias por tus palabras , las disfruto a tope y además aprendo.

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry

“EL TIEMPO QUE PERDISTE POR TU ROSA HACE QUE TU ROSA SEA TAN IMPORTANTE”. Saint-Exupéry